La estrategia del parásito. César Mallorquí. SM

(189 páginas. 9,95€. Año de edición: 2012)
Últimamente, las editoriales parece que se esfuerzan por adaptar como sea la potencialidad de las nuevas tecnologías para enganchar a los jóvenes lectores. Un empeño loable, si no fuera porque a veces se olvidan por el camino de lo importante, que no es otra cosa que la materia prima con la que se juega. Y esa materia prima muchas veces pierde fuerza porque prevalece la campaña de márketing, esa llamada "transmedia", esos vídeos de youtube, esos enlaces que te llevan a páginas web con los que se "completa" la lectura. Y qué triste es que haya que completar una lectura fuera de un libro, pero bueno.

Y es que esta novela parece que se conforma con quedarse con el feliz hallazgo de ser un falso libro dentro del que debería haber sido el verdadero. En ese tachado usurpador que ocupa el sitio del libro del tal César Mallorquí, ficcionalizando al autor real o humanizando al personaje ficcionado. Puede ser un buen punto de partida, aunque aquí optan por que sea el punto de llegada. Entre medias, sin embargo, hay demasiados huecos sin rellenar.

No estoy diciendo que este libro sea malo. Es efectivo, simple, eficaz. Escrito en primera persona, con el título de la novela tachado para incluir "El asunto Miyazaki", de Óscar Herrero (el protagonista), dividido en 15 capítulos y un epílogo con final abierto tipo "Terminator", entra en materia enseguida con la muerte de un compañero de colegio de Óscar, Mario Rocafort, un informático muy brillante, que le hace llegar un pendrive con dos archivos, además de que le previene de una amenaza muy seria.

Pronto la vida de Óscar da un vuelco impresionante, empezando por el asesinato de su compañero de piso (Óscar es un estudiante de Periodismo en Madrid). Ayudado por la ex novia de Mario, Judit, el personaje más idealizado e imposible de creer que recuerde (guapa, inteligente, rica, echada adelante...), la investigación iniciada por Mario adquiere tintes que demuestran que una organización (o algo similar) muy poderosa está muchos pasos por delante de esta pareja tan dispar y tan poco avenida. Porque Óscar es un tipo normal, sin una inteligencia muy marcada, sin un componente heroico muy reseñable. Judit parece mucho más de lo que luego acaba siendo (queda reducida a novia de Óscar básicamente). Otros familiares, una novia anterior de Óscar, son apenas borrones sin importancia.

La intriga narrativa se une al tema informático y el ritmo frenético apenas se detiene. La investigación nos lleva a conocer a un par de personajes muy secundarios aunque de distinta importancia (Fran Melgar, compañero de universidad de Mario apenas aporta un resumen de los hechos; Black-Cat, el socio de Mario, en cambio, resulta ser un deus ex-machina surgido de la nada) y a una resolución futurista que puede resultar difícil de creer incluso para un seguidor de la ciencia-ficción.

No hay apenas reposo y sí en cambio mucha ligereza. El entramado se puede venir abajo con un soplo, empezando por un trazo rápido y convencional de los personajes y de las tramas. El final tan abierto da pie a pensar en una continuación (en el blog del autor así lo indica), aunque de momento lo que indica es la falta de relieve de la novela, como si no hubiera habido tiempo para finalizarla. Como estamos hablando de una novela juvenil, sin embargo, todos estos defectos no son sino puntos a favor para esta lectura en el aula, para un 2º o un 3º de la ESO. Me ha recordado bastante por temática y planteamientos similares a Terror en la red, aunque La estrategia del parásito, sobre todo por edad de los protagonistas (un poco más de 20 años, los del otro libro eran adolescentes) podría parecer más adulta.

Comentarios

Entradas populares