Estreno: The strain

(FX. Estreno: 14/07/14)

Contiene spoilers

Para completar la triada de estrenos (The leftovers, Extant), le llega el turno a The Strain, la propuesta de Guillermo del Toro. Al contrario de las dos series antes mencionadas, ese nombre más que un motivo para ser cautos o recelar, resulta casi una garantía de lo que vamos a ver: algo así como la típica peli de serie B con un ataque masivo de seres sobrenaturales que amenazan a la raza humana. Pero no nos adelantemos.

¿Qué tenemos entre manos, o entre ojos? De momento, ciencia-ficción, una propuesta más cercana a The Walking Dead, La invasión de los ladrones de cuerpos y, claro, muchas del propio Del Toro: Mimic, Pacific Rim, Blade... Night Zero, el piloto, cumple con creces la premisa de entretener y enganchar con una propuesta más que interesante: un avión procedente de Berlín procede de manera extraña al aterrizar después de que se oigan ruidos inquietantes en el muelle de carga. Ya en tierra, se descubre que los pasajeros están muertos y tienen que averiguar qué tipo de virus ha producido esas muertes. En todo momento tienes la impresión de estar ante una película porque el cuidado en la producción  (la atmósfera en los momentos delicados, da miedito) es otro mérito para FX.

Vale, se acumulan los tópicos vistos una y otra vez, con errores en cadena que crispan incluso al más ferviente seguidor de las películas de catástrofes (el ataúd que desaparece, el controlador aéreo que escucha voces y acude ¡solo! a ver de dónde procede, el experto en virus que desatiende a la única persona que parece conocer el peligro que se cierne, el forense que analiza los cuerpos ¡otra vez solo!, y con música de Neil Diamond para más inri...), con unos villanos que contemplan desde lo alto de un rascacielos los estragos de su plan, y otra vez tenemos zombis, o vampiros, o extraterrestres, o parásitos que se alimentan de los sabrosos seres humanos. Pero todo está tan bien orquestado, con ese aeropuerto de Nueva York y ese reloj que va marcando el inicio del desastre, que nos dejamos llevar, aunque solo sea por dos detalles: 

1) ¡El protagonista, el dr. Ephraim Goodweather (a punto de divorcio, pese a la incondicionalidad de su hijo pequeño) es Peter Russo (Corey Stoll), y tiene pelo (peluca he leído por ahí)! Y su ayudante (¿novia?), la doctora Nora Martínez (Mía Maestro) es muy guapa, lo cual compensa la traición de Jim Kent (el amigo de Frodo, Sam: Sean Astin).

Y 2), yo creo que aún más importante, ¡Walder Frey (David Bradley) ha dejado por un momento de ser odiosamente repulsivo y ya no te entran ganas de arrancarle sus dientes uno a uno! De hecho, el tal Abraham Setrakian, un judío parece que superviviente del holocausto nazi, es el único que sabe el peligro al que se enfrentan, como indican su retorcida espada y la especie de cerebro que alimenta con unas gotas de su propia sangre.

Otra curiosidad es cuando el tonto'l haba del Gus (Miguel Gomez), a petición del tal Thomas Eichorst (Richard Sammel, uno de los malos) saca el ataúd en la furgoneta y se pone Gimme the power, de Molotov. La de años que hacía que no la escuchaba... De momento, pues, iniciamos con ciertas dosis de suspense, de terror, de violencia, de monstruos succionadores escalofriantes (aunque no tanto como la niñita francesa abrazándose con su padre), y una voz en off al principio y al final del episodio filosofando sobre el hambre y el amor. Resumiendo, que The strain pinta muy bien sabiendo que te enfrentas a lo que te enfrentas.


Comentarios

Entradas populares