Game of Thrones. S04E09: The Watchers on the Wall

08/06/14
Contiene spoilers

Lo malo de este episodio habla de lo bueno de esta serie: podemos asirnos a referentes como el capítulo anterior (obra maestra) o, atendiendo al asunto bélico, como el de Blackwater. Yendo más allá, coleccionamos una serie de penúltimos episodios infartantes y por eso podría parecer que la batalla en el Muro, al no quedar incluido en el Top 3 de los penúltimos episodios (en el que, por este orden, señalaría dicho orden: 1º Boda Roja, 2º decapitación de Ned, 3º Blackwater) parezca inferior a lo que en realidad es: un capítulo notable.

Siempre que abandonamos el punto de vista múltiple, que nos lleva simultáneamente a diversos emplazamientos de Westeros, nos damos cuenta de la extrema dificultad de la empresa de llevar a la pantalla esta saga. Tal es la riqueza y profundidad de cada historia, que es admirable que en apenas unas pequeñas dosis, diseminadas con otras tantas dosis de tramas distintas, consigan trasladarnos la esencia de los personajes. Y lo vemos cuando podemos reposar en una galería reducida de caracteres, como en este caso ocurre con aquellos involucrados en las cercanías del Muro (con la excepción de los Caminantes Blancos, a quienes esperaba yo de alguna manera alterando el orden de esta batalla desigual). Aparte de lo bélico, asistimos a momentos para el Maestre Aemon ("el amor es la muerte para el deber"), para Sam, para Gilly...

Lo más destacado de esta gran batalla, que incluye un plano secuencia al estilo de True Detective (impresionante ese barrido para mostrar la llegada de Jon y acaba con el temible Tormund recogiendo todos los frentes de esa caótica lucha), es el realismo con el que está tratada. No tenemos efectistas explosiones, arengas especialmente épicas, ni combates heroicos de duración indefinida. Nos encontramos con un batiburrillo de contendientes luchando por salvar sus vidas o por defender sus ideales, con unos salvajes sedientos de sed de venganza y con unos vigilantes que administran como pueden sus escasas fuerzas, sin un líder demasiado carismático, a pesar de que Alliser Thorne por primera vez no está para darle de hostias.

Esto no quiere decir que haya sido una traslación épica fallida, ni mucho menos. No han faltado efectos especiales para dar vida a los gigantes, a los mamuts, a esa guadaña segando vidas salvajes de manera espectacular. El decorado de la lucha ha sido grandioso, y los choques entre Tormund y Alliser o Jon y Styr (el calvo caníbal a quien le encaja estupendamente el martillo en el cráneo) han conseguido hacernos llegar el fragor de esa batalla.

Jon, en una versión creciente a medida que transcurren los episodios, tampoco es esa figura que todo lo cambia, aunque su entrada en acción, acompañado de Ghost (qué poquito sale, snif), ayuda a que aguanten los vigilantes. Destrozado por la pérdida de su aguerrida pelirroja (la de Ygritte es la muerte más llorada de todas las que jalonan este sangriento capítulo, y si no que se lo digan a Pyp o a Grenn), qué pena cuando recuerda que no deberían haber salido de la cueva), Jon sale del Muro con la intención de matar a Mance Ryder, el nexo de unión del enemigo, consciente de que no podrán aguantar muchas más acometidas de los salvajes.

La excelsa temporada cuarta llega a su fin y aún nos queda un episodio más. Todos los frentes están en todo lo alto, con lo que será difícil que no estemos hablando el próximo lunes de que hemos asistido a la mejor temporada de esta serie. Palabras mayores.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Como predije en el post de la semana pasada, iban a juntar el asalto al Muro desde ambos frentes...aunque lo mejor está por llegar en la batalla del muro...(al estilo The Lord of The Rings)

Una pena que maten a Pyp y Grenn en esta batalla (en los libros todavia siguen bastante vivos...aunque sin relevancia)...pero bueno, alguien tenia que defender el tunel, y al herrero de Castle Black nunca se le mencionó en la serie...

De Sir Alliser Thorne, no me ha gustado como le han retratado en este episodio...vale que es leal al Night's Watch y tiene que luchar, pero en los libros es mucho más mezquino y me gusta mucho más como se tiene que comer su orgullo en la versión impresa...

A Janos Slynt, le espera un futuro bastante incierto...y aqui Mr. Martin si que tira de topicazo.

[SPOILERS AHEAD]











Que queda para el último capítulo:

1) la ascensión de Tyrion a los cielos (o infiernos) y el recadito que le deja Red Viper a Sir Gregor Cleganne.

2) comprobaremos si como dicen, Tywin Lannister caga oro.

3) el final de una extraña pareja.

4) el desenlace de la batalla del muro a lo "The Lord of The Rings"

5) el comienzo de la caza a todo ser viviente que tenga algo que ver con los Frey (de esto no estoy del todo seguro...)

6) y Dayneris...pues en su trono tan contenta...
Juliiiii ha dicho que…
Hola, anónimo. Hasta la parte que he podido leer (a partir del aviso del SPOILER no he querido leer nada), al no haber leído aún los libros, me gusta cómo retratan a Thorne, que deja rencillas a un lado y lucha denodadamente en favor del negro, como tiene que ser y como no hace el cobarde de Slynt, que queda retratado y ensalza incluso más la (grande) figura de Sam. Y me gusta el realismo de toda la lucha, claro.

Entradas populares