Cuentos sin plumas. Woody Allen. Tusquets

(408 páginas. 19€. Año de edición: 2008 (13ª)
Largo, demasiado largo se me han hecho los relatos cortos de Woody Allen. Bueno, llamarlos relatos sería algo demasiado atrevido. Como dice la propia editorial, "escritos satíricos". Voy a aclarar que seguramente mi abandono (no he podido terminar el libro, lo he dejado antes de llegar a Perfiles, el tercer libro) se deba a que tengo que reorganizar mi tiempo de lectura ahora que he abandonado el transporte público. Sí, causas extraliterarias seguramente expliquen esta pequeña decepción. Tampoco ha ayudado el agobio de trabajo entre exámenes y cursos (excusas y más excusas)...

La cosa empieza muy bien, que conste. Momentos muy divertidos una vez superada la perplejidad por no saber clasificarlos bien (qué manía con categorizar, qué cuadriculado soy...) y un sentido del humor muy de Woody Allen, con algunos textos que parecen esbozos o prefiguración de alguna de sus películas (por algo hay algunos que son directamente casi guiones, con predominio casi absoluto del diálogo). Pero pronto se me hace demasiado denso y ahora que leo antes de acostarme, me era casi imposible terminar cada relato antes de entrar en modo sopor. No ayuda para eso la edición de Tusquets, tan aburrida y ese tipo de letra tan abigarrado, tan poco en consonancia con lo que estás leyendo

No sé si volveré a intentarlo, si al menos releeré algún otro texto más (Mi filosofía, Las memorias de Schmeed, Boletín de cursos de primavera, Correspondencia, El conde Drácula, ¡Viva Vargas! en la primera sección, Cómo acabar de una vez por todas con la cultura; o Muerte, ya que Dios empieza muy bien, en la línea de metaliteratura a lo Seis personajes en busca de autor de Pirandello o Niebla de Unamuno, pero me cansó a la larga, en Sin plumas) o si buscaré alguno nuevo animándome a atacar el tercer libro que me falta. De momento, no hay mucha prisa para ello...

Comentarios

Entradas populares