Oliver Twist (adaptación). Charles Dickens. Vicens Vives

(167 páginas. 10,65€. Año de edición: 2012)
No me ha terminado de convencer la adaptación de otro de los títulos más destacados de Charles Dickens. La historia de este niño huérfano con oculto y elevado origen se queda demasiado escueta y desvaída. El resumen es tal que mucho de lo que se cuenta no está bien justificado y los personajes a menudo parecen una sucesión de nombres a los que cuesta mucho identificar. Parece como si los adaptadores no se hubieran atrevido a añadir algún dato que contextualizase mejor la historia y que su único objetivo hubiera sido adelgazar las páginas para dar con un grosor accesible a los niños.

Si a eso añadimos que la historia (o al menos el extracto de esta edición) ha envejecido no demasiado bien porque se trata de manifestar la idea de que "el Bien sobrevive a toda circunstancia adversa" (página 163), el resultado es una novela maniquea, con personajes buenos (Oliver, Nancy, Rose, el señor Brownlow) casi porque sí y personajes malos (la señora Mann, el bedel Bumble, Fagin, Sikes, Monks) por decreto. 

Ya no recuerdo demasiado el original, pero imagino que algún trasfondo mayor habrá, así como un retrato más cuidado de los personajes y, sobre todo, al ser Dickens el principal representante del Realismo inglés, una ambientación de Londres mucho más exhaustiva, en la línea pormenorizadamente descriptiva de este movimiento literario. También me parece raro que Oliver casi desaparezca de los últimos episodios para aclarar el misterio relativo a su procedencia y para ofrecer un desenlace al malvado Fagin.

Porque está claro que la novela puede ofrecer no sólo un acercamiento a la infancia del siglo XIX y esas condiciones de vida que hoy en día nos parecen inaceptables, como el tratamiento que se les da a los huérfanos, los malos tratos o la explotación infantil. También nos muestra un retrato bastante detallado del mundo del hampa, muy en la línea de Cervantes con Rinconete y Cortadillo y la banda de Monipodio (aunque con menos amabilidad y menos humor). 

Por último, echo en falta una introducción explicativa de la época y de la novela, algunos datos necesarios para seguir mejor la trama. Con las actividades finales no es suficiente. Ya que la novela es tan interesante, cabría echar un vistazo a otras ediciones, como la de Anaya, cuyas actividades para la lectura son más aprovechables a simple vista.

Comentarios

Entradas populares