Arranques de temporada: The Walking Dead y American Horror Story

(Temporada 4: 14/10/13)
Dos muy buenos inicios de temporada, en la línea con las señas de identidad de ambas series, de lo mejorcito y más diferente en la actualidad, auguran unas temporadas que, como mínimo, parece que no decaerán:

La 4ª temporada de The Walking Dead no es espectacular en el sentido de mucha acción (salvo la escena del derrumbamiento del techo y la caída de caminantes sobre las cabezas de Daryl y compañía) o algún vuelco en la situación. Seguimos en la cárcel, cuya población aumentó al final de la tercera temporada. La unión hace la fuerza y Rick gobierna lo más democráticamente posible para hacer posible el funcionamiento allí, incluso apartándose y volcándose en su faceta de granjero. 

Lo interesante es ver cómo cada personaje sigue tomándose el convivir con unos caminantes: Carol enseñando a utilizar cuchillos a los niños entre lectura y lectura; Carl menos desatado pero contenido a un tiempo (aparte de enorme el muchacho, así como su melena); Daryl entre malhumorado y resolutivo, pero cada vez con más peso y más liderazgo; Glenn y Maggie con dudas respecto a ser padres o no; Beth harta de derramar lágrimas, más endurecida; Tyresse incómodo en cualquier momento; Hershel en su papel de guía espiritual (me da a mí que el siguiente en caer va a ser él...); Sasha más adiestrada y resolutiva en el campo de batalla; Michonne buscando en la venganza un motor vital; otros en perpetua tensión; la mujer con la que se encuentra Rick totalmente desesperanzada...  

Y encima, a tenor del final del capítulo, se avecina una nueva epidemia, con ese gafotas acobardado sufriendo convulsiones en lo que parece un brote de peste temible... Mucho más y muy bien explicado, como siempre, en El cadillac negro.

(Temporada 3: 10/10/13)

En AHS, si ya de por sí la historia de las brujas de Salem prometía, de momento cumple y de qué forma. La vuelta de Taissa Farmiga (Zoe, una adolescente que descubre su maldición cuando se acuesta con su novio, que acaba desangrado de manera bastante desagradable) es una estupenda noticia, pero la incorporación de Kathy Bates es una joya que añadir a la deslumbrante y cautivadora presencia de Jessica Lange, aquí caracterizada como Fiona Goode, la abeja reina de las brujas por así decirlo.

Como siempre, tenemos un batiburrillo de fechas, acciones y personajes y de momento el núcleo central está en esa especie de escuela de brujas (chicas altamente cualificadas). Las brujas de Salem, la brutalidad contra los esclavos negros por parte del maléfico personaje de la Bates (Madame Delphine LaLaurie),  la magia negra, el amor, la amistad y la presencia de esos actores que habíamos visto en las dos anteriores temporadas (Sarah Paulson como Cordelia Foxx, hija de Fiona; Frances Conroy como Myrtle Snow; Evan Peters como Kyle Spencer, perteneciente a una hermandad universitaria que perpetra una violación; Lily Rabe como Misty Day; Denis O'Hare como Spalding; Jamie Brewer como Nan, otra de las brujas de la escuela) son motivos suficientes como para haber arrancado de manera inmejorable, siempre con la estética colorista y plástica y esa música ideal para meterte en faena, así como esos planos tan rebuscados y conseguidos.

Comentarios

Entradas populares