Arranques de temporada: Homeland, The good wife y Once upon a time

(Temporada 3: 30/09/13)
Con Homeland, nos pasó al final de la 1ª temporada que acabó todo tan bien que pensábamos que una 2ª temporada sería alargar innecesariamente el chicle. No fue así, y nos dieron en todos los morros con una gran temporada, con final impactante incluido. Ahora parece que no se puede igualar un momento como aquel, pero de momento las piezas empiezan a ponerse sobre la mesa. Las cosas han cambiado, y vaya de qué forma.

Y no me refiero a que Brodie no haya aparecido y se haya convertido en el enemigo número uno de la nación estadounidense; ni a que Carrie haya dejado la medicación porque dice que la limita; ni siquiera que Quinn vuelva a hacer gala de sus capacidades para matar. Quien ha cambiado de forma radical es Saul (y podemos o queremos pensar que es una estrategia, el bueno de Saul hasta ahora siempre había sido el referente moral de la serie), que deja a Carrie tirada y vapuleada. Todos los focos para el desastre de Langley apuntan hacia ella. Porque ese atentado ha supuesto que la propia CIA haya quedado tan tocada que hasta se están planteando disolverla. Eso y la aparición de otro terrorista para sustituir a Abu Nazir, podrían ser los dos ejes del estreno, que a mí me ha gustado bastante, incluyendo esa elipsis de casi dos meses en los que Dana ha tratado de suicidarse. Creo que Gordon y Gansa se han ganado el beneficio de la duda.
(Temporada 3: 30/09/13)
Mucho me temo que Once upon se enfrenta irremediablemente al desastre y cada vez cuesta más ponerse con ella. A pesar de que el final de la temporada pasada apuntó una cierta recuperación tras una irregular y endeble temporada, el viaje a Neverlands no creo que sea suficiente para que mantengan el interés (por otra parte bastante decaído). Esta serie, fuera del esquema de revisión de cuento por capítulo, en lo que fue una primera gran temporada, pierde mucho, sobre todo porque sus personajes son demasiado rígidos: 

Charming y Snow son siempre buenos o, como he leído por ahí, insoportablemente buenos; Emma tampoco ha evolucionado mucho, algo que se puede repetir con Henry, el creyente impenitente (ambos, pues, aburren); tres cuartas partes de lo mismo le ocurre a Garfio, el gancho (ja) de la temporada pasada que tampoco supuso gran cosa; y lo peor de todo, cada vez aburren más Rumple y, sobre todo, Regina, que va languidenciendo para nuestra desgracia. Si yo fuera guionista me pulía a Emma y ponía a esta gran villana al frente, para ver si se conseguía dar un quiebro a la deriva de este navío al que no le hacen falta sirenas para acabar varado.
(Temporada 5: 30/09/13)
Y me dejo para el final el mejor arranque de todas las series. Parece mentira que The good wife siga en tan buena forma cuando iniciamos ni más ni menos que la 5ª temporada. No ya por el impactante caso del condenado a muerte que se salva por sus maltrechas venas, sino por el planteamiento de la "traición" de Cary y Alicia; resulta tan atractivo que es como si hubieran vuelto a empezar y me recuerda a la gran temporada de Mad Men, cuando nuestros publicistas favoritos se liaron la manta a la cabeza y decidieron formar su propia agencia. Este vuelco de la situación deparará un revulsivo importante a ese trío Peter (que a mí me sigue cayendo genial y sería mi elección para Alicia)- Alicia - Will que podía empezar a cansar. 

¿Cómo reaccionarán Will y Diane ante tamaña sedición? El avance tras el estupendo capítulo (aderezado por una música clásica trepidante hasta la aparición tardía de la intro -seña de identidad de la serie-, y culminado con un temazo del hasta entonces para mí desconocido grupo Groenland) tiene muy buena pinta y veremos a dónde nos llevan estos deliciosos personajes. Para hacernos una idea de lo bien que empieza, ni siquiera ha hecho falta la contundencia de Kalinda e incluso hasta los hijos de Alicia han protagonizado un momento simpático, sobre todo Grace, en plena maduración. La temporada, pues, tiene muy buena pinta.

Comentarios

Entradas populares