Under the dome (La cúpula). Temporada 1

(CBS. 13 episodios: 25/06/13 - 17/09/13)
Contiene spoilers

Con esta serie, podemos adoptar dos puntos de vista: uno, que sería exigente y por el cual estaríamos tras la búsqueda de esa serie de culto o, al menos, merecedora del calificativo de sucesora de Lost, si es que estamos frente a una serie de ciencia-ficción; otro, en el que habría que valorar también las fechas en las que se ha emitido: es verano y tampoco hay demasiado que ver, no nos pondremos muy exquisitos. Obviamente, Under the dome ocupa este espectro y si no buscas mayores trascendencias y te abstraes de unos cuantos absurdos personajes y situaciones, estás ante esa serie que te hace perder el tiempo sin más y a ratos te entretiene. 

También afecta, me parece, el hecho de haber leído o no el libro de Stephen King. Al ser un no lector, no me enfrento con la comparativa libro-serie y eso me parece que cuenta a mi favor, al contrario de lo que le ha pasado a Rodrigo Martín, coautor en El cadillac negro (y cuya reseña, como siempre, es totalmente recomendable), a quien no le falta razón cuando dice que lo mejor es la escena del piloto de la vaca partida en dos.

Ya comenté en su día el estreno (reseña aquí) y, sin duda, la serie prometía más de lo que luego ha dado. Psicologías de personajes erráticas, sucesos nada bien explicados, personajes salidos de la manga (como Max) sin pena ni gloria y, lo peor de todo, que la supuesta explicación de la cúpula aparecida de la nada, así como su tratamiento como si fuera un ser vivo, causa vergüenza ajena. Y no digamos ya cuando la minicúpula queda reducida a un huevo. Julia acariciando el huevo negro y preguntándole qué tienen que hacer es poco menos que bizarro...

Además, por si fuera poco, aunque no se ve la manera de que estiren el chicle, el planteamiento de una sola temporada, supongo que debido al éxito, se ha aumentado a dos temporadas. El final abierto, con Barbara en lo alto de su tablado para ser colgado de la soga, y esa cúpula que torna de negro a blanco cuando Julia decide que tiene que salvar el huevo antes que a su amor, en ningún modo puede pasar a la historia de los cliffhangers. Tampoco nos lleva a mordernos los muñones para saber qué pasará. Ni siquiera nos morderemos una uña o un padrastro.

Poco hay salvable si aplicamos un criterio mínimamente crítico. Destacaría sobre todo y ante todos a 'Big Jim' Rennie: Dean Norris consigue dar enjundia a un psicópata con delirios de grandeza que tiene sus momentos lúcidos de cara al público y que por tanto parece ser un pacificador o un unificador. Nada más lejos de la realidad, como bien sabe Dale 'Barbie' Barbara (el apuesto pero limitado Mike Vogel, que aquí no desluce tanto porque su personaje es bastante granítico, a pesar de que supuestamente está cortado por un patrón un tanto contradictorio). Mientras el bueno y el malo dirimen el liderazgo de Chester Mills, una cuadrilla de muchachos buscan hallar el misterio de la cúpula: 

Joe, Norrie, Angie y Junior. Ninguno de ellos nos vuelve locos y parecen de cartón piedra. Bueno, más bien los dos primeros, porque Angie se pasa unos capítulos encerrada (la peor de todas las tramas, con diferencia) y al menos es muy guapa, y porque el pirado de Junior tiene sus momentos de delirio y está bastante entretenido jugando a ser policía y a odiar o amar a su padre. Luego, la quinta pata sería la pelirroja (y casi invulnerable, ya que recibe un balazo a bocajarro y al día siguiente ya se mueve como si nada) Julia, que perdona a Barbie incluso cuando se entera de que había sido él el asesino de su marido. La escena del beso con las luces del coche bajo la lluvia quizás sea una de las peores de la historia de la televisión. Menos mal que tiene a la sheriff Linda para no quedar de estúpida subida. Menudo personaje el suyo, un pelele en manos de Big Jim...

... Y poco más. ¿No te ha parecido suficiente como para replantearte la serie ahora que empiezan a estrenar tantas cosas?

Comentarios

Entradas populares