Orange is the new black. Primeras impresiones


Cuatro capítulos son suficiente como para recomendar esta serie que combina drama y comedia de una manera bastante poco frecuente. El buen rollo que transmite es a priori incompatible con el planteamiento: una mujer, Piper Chapman (en wikipedia leo que la serie se basa en el libro de Piper Kerman relatando sus memorias en la cárcel y de hecho ella es productora y revisa los guiones) se entrega voluntariamente en prisión por un delito cometido hace diez años al verse envuelta por su novia de entonces (la chica era lesbiana por ese aquel) en una trama de tráfico de dinero por drogas y deberá pasar 15 meses encerrada. Está prometida con Larry Bloom (el insoportable Jason Biggs, American Pie, lo peor de la serie, un chico con cara de panoli que no transmite nada) y es, en general, una chica dulce, creativa, ocurrente y algo tremendista.

La serie empieza muy bien y no me refiero al piloto (que también): el tema cabecero, You've got time, de Regina Spektor, va muy en consonancia con el espíritu de la serie, se trata de una canción alegre y ajena a la depresión carcelaria que va sazonada por los rostros de presidiarias reales.



Creo que uno de sus principales aciertos es no centrarse por completo en Piper y darle un enfoque más coral. Otra virtud es no dar detalles excesivos en los flashbacks que se presentan, tanto de la propia Piper como de otras internas. La dosis aportada se transmite de manera sutil y nos sirve para conformar un retrato más completo de aquella prisionera en cuestión que entre rejas tiene que dar una imagen de dureza que no tiene por qué corresponderse con su faceta como ciudadana libre. Eso, junto con el hábil dominio de la narración, que sortea con habilidad los senderos sinuosos de la sensiblería barata (qué fácil sería repartir abrazos y lágrimas en la mayor parte de escenas) y rompe a menudo con las premisas que podrías preestablecer, da como resultado una mezcla muy equilibrada entre drama y comedia, sin abandonar un realismo con bastante credibilidad, a pesar de los momentos más disparatados. Los finales, hasta el momento, han resultado dar un contrapunto o un colofón más que interesante. 

Ya hablaré con más detalle del universo femenino que puebla la serie, así como de los guardianes, pero de momento, ya digo, la serie es recomendable 100%.

Comentarios

Entradas populares