Estreno: Under the dome

(CBS: 25/06/13)
Basada en una novela de Stephen King, la factura de esta serie en su puesta de largo ha sido espectacular (y si no, que se lo digan a la vaca cortada de cuajo por la mitad). Un reparto coral con caras conocidas (Mike Vogel -PanAm, Bates Motel-, Dean Norris -Breaking Bad-, Jeff Fahey -el piloto de Lost-...) y otras que seguro lo son pero que no conozco, para una historia muy interesante: en Chester's Mill, de repente, mientras una serie de personajes van presentándose al espectador de muy variadas maneras (uno enterrando un cadáver, una pareja haciendo el amor y luego casi rompiendo, una periodista fisgando un aviso de una vecina que alerta sobre la frecuencia de camiones con gas propano...), hay una especie de terremoto y aparece de la nada una gigantesca cúpula que deja aislado al pueblo. 

Es pronto para ilusionarse y buscar concomitancias con Lost, pero el arranque ha dejado un muy buen sabor de boca. Tenemos misterio, un fenómeno al que no se le encuentra explicación, efectos especiales muy currados (aparte de la vaquita, chocan un trailer y una avioneta contra la cúpula semitransparente) y una serie de personajes que de momento prometen porque no son lo que parecen: Barbie (el ya citado Mike Vogel), que tiene todas las papeletas para ser el bueno buenísimo, parece algo así como un asesino a sueldo y todo apunta a que se liará con la periodista, la guapa pelirroja Julia Shumway (Rachelle Lafevre), que sospecha que su marido se le está pegando porque no está donde debería (y no porque Barbie lo haya enterrado), que es de suponer que será de los personajes buenos. 

Junior (Alexander Koch), el hijo de 'Big Jim' (algo así como lo más próximo al alcalde del pueblo, que parece bueno al avisar del peligro de la cúpula, pero que amenaza al sheriff con un secreto turbio referido a la acumulación de propano), es el trastornado por el momento, un novio celoso que se vuelve loco cuando la rubia sensual y angelical Angie (Britt Robertson) le para los pies cuando el otro le declara su amor, y más cuando le ve pidiéndole fuego a Barbie. Además parece ser el único al que la cúpula no le sorprende. 

El resto de personajes tendrá que ir ganándose una atención mayor que la de hasta ahora, como Linda, la ayudante del sheriff, cuyo prometido bombero se ha quedado fuera de la cúpula; como Phil y Dodee, los que retransmiten en una radio local; como Joe McAlister, hermano pequeño de Angie; o como Carolyn y Alice, la pareja de lesbianas (imagino) y su hija Norrie, la primera en tener una especie de ataque de epiléptico mientras repite unas frases extrañas sobre líneas rojas o columnas rojas.

Visto el chasco reciente de The following, hay que tomarse la recomendación con calma, eso sí. Va firmada por la producción de Spielberg y eso suele ser un sinónimo de fiasco, así que iremos viendo cómo evoluciona mientras esperamos otro estreno que suena prometedor, The bridge.

*** Actualización visto el segundo episodio (The fire) ***: siguen las buenas sensaciones, aunque empiezan los peligros una vez que rondan los tópicos y, sobre todo, el exceso de sentimentalismos, con un pueblo a lo Fuenteovejuna tratando de sofocar un incendio. Esperemos que sigan profundizando en las intrigas, en los misterios, y en dotar a los personajes de espacios menos comunes.


Comentarios

Entradas populares