Y por eso rompimos. Daniel Handler (Ilustraciones: Maira Kalman). Alfaguara

(360 páginas. 18,95€. Año de edición: 2013)
Min, diminutivo de Minerva, diosa romana de la sabiduría, es una chica "alternativa" de tercer curso que se enamora de Ed Slaterton, de cuarto curso, segundo capitán del equipo de baloncesto, toda una estrella incluso en otros centros. Se conocen en el cumpleaños de Al (el mejor amigo de Min, también extravagante y peculiar como él porque, entre otras cosas, les gusta cocinar y ver películas antiguas), y empiezan a salir entre el 5 de octubre y el 12 de noviembre, a pesar de que son demasiado diferentes.

Hasta ahí, otra novela juvenil romántica más, nada nuevo bajo el sol. Pero hay que empezar a desetiquetarla de ahí: escrita en primera persona por Min, está en forma de carta a Ed, acompañada de los objetos que fueron importantes (al menos para ella) durante su relación. Las ilustraciones (muy cuidadas, como la propia edición del libro), pues, son fundamentales (en la página de Alfaguara se las puede echar un vistazo). Estamos ante una carta de despedida para explicar por qué rompieron (casi todos los capítulos alternos, de hecho, terminan con esta frase, o similar: "y por eso rompimos").

Tras la ilustración de una camioneta de reparto del negocio de los padres de Al, vemos las primeras palabras dirigidas a Ed ("Querido Ed: En breve, oirás un ruido sordo y hueco. Será en la puerta principal, la que nadie utiliza (...). Te voy a explicar por qué rompimos, Ed. Te voy a contar toda la verdad de por qué sucedió. Y la maldita verdad es que te quise demasiado"). Empezando por el final, con ese recorrido catártico que emprende Min al lado de su mejor amigo, se va despidiendo de su gran amor partiendo de los objetos que fueron importantes en su relación (entradas de cine, goma de pelo, libro de recetas, chapas,  llaves, entradas...), recordando cada uno de los avatares que la compusieron por orden cronológico.

Me ha gustado mucho cómo se plasma ese amor juvenil, la fuerza de esa relación a contracorriente, esa contradictoria disposición de la novela, pues sabemos, o creemos saber, que esta pareja, que esta bonita historia de amor que vamos conociendo, se ha roto, que el título es elocuente a no ser que se trate de una trampa narrativa.

Además, me gusta mucho el ejemplo de Min frente a un varapalo sentimental: vale, se viene abajo, pero remonta, y esas enternecedoras páginas que enumeran sus propios puntos flacos, sus debilidades, sus defectos ("No soy diferente. No soy bohemia como asegura todo el que no me conoce: no pinto, no dibujo, no toco ningún instrumento, no canto.": no soy, no soy, no soy... "Tengo un pelo horrible y ojos de tonta. Tengo un cuerpo que no es nada. Estoy demasiado gorda y mi boca es increíblemente fea (...). Soy una lunática que va en busca de migajas"...), son uno de los puntos más emocionantes de la novela, una especie de punto de inflexión que supera gracias a la amistad de Al (y de Laurie y Jordan, aunque estos más desdibujados). 

También me ha gustado mucho la sensibilidad con que se trata la primera vez de Min. Al ver con tanto detalle y mostrarnos con tanta relevancia lo que supone para una chica perder la virginidad, se puede apreciar qué ingredientes debe tener el chico o la relación, qué importancia se le debe dar, qué seguridad debe darle el chico con el que está.

La de Min es una voz original -no bohemia, no diferente, como el entorno de Ed se empeña en señalar- y no solo porque sea una entusiasta del cine antiguo (le gustaría ser directora), sino porque es capaz de elaborar un plan para que la célebre actriz de los años 20, Lottie Carlson, a la que ven o creen ver a la salida del cine en su primera cita, quiera darle una gran fiesta en el aniversario del segundo mes que llevan juntos.

La forma de contar una historia sentimental, alternando imágenes con acción y con acertados y justos diálogos, pues, te gana conforme vas leyendo y vas queriendo saber los detalles del título, de ese final que te marcan desde el inicio, así de por qué Min le deja la caja con los recuerdos y esa larga carta que va escribiendo de camino, esa caja que recogerá Joan, la hermana mayor de Ed, la voz de la sensatez y de la prevención, un personaje amable que está entre dos fuegos sin poder tomar partido por ninguno (ni por su hermano, ni por la novia de este, que tan bien le cae). 

Además de Min, que es el eje de la historia, y de Ed, el otro protagonista, el "malo" de la película que por momentos tiene mucha sensibilidad (quizá por cosas que se empeña en no revelar, como su afición por las matemáticas), sabe comportarse, y parece merecedor del intenso amor de esta chica (a pesar de su manía de tildar de maricas a todo aquel que se aleje de lo que él considera la masculinidad, o de apostillar "sin ánimo de ofender" después de haber ofendido), aparte de Al, el amigo a quien todo se lo cuenta Min, el que nunca tiene una opinión de nada y siempre está para lo que necesite Min, y aparte de Joan, tenemos a Annette, una de las ex de Ed, que parece la más enrollada del grupito, porque la otra, Jillian (que podría ser el contrapunto de Min en cuanto a actitudes que se pueden adoptar ante una ruptura) se pasa borracha casi todo el tiempo. Y a Trevor, más marginalmente, el mejor amigo de Ed, que configura una especie de paradigma del estudiante y deportista.

Es cierto que no se eluden otros tópicos como el de los personajes con contestaciones ingeniosas, la fiesta de Halloween, las costumbres americanas de las graduaciones, las fiestas tras los partidos o el amigo enamorado de la protagonista, pero al conformar más bien un marco y ser simplemente trazos de un conjunto, no pierde fuerza esta novela totalmente recomendable y que incluso te pide una relectura, porque el autor consigue que Min sea un personaje a quien no quieres dejar de acompañar y porque hay pasajes y frases muy bonitos. 

En cuanto tenga una edición de bolsillo, será una lectura que mandar en clase, aunque es cierto que prima más cómo te cuentan la historia que la historia en sí. A partir de 3º de la ESO tiene que enganchar, sobre todo a ellas. Por lo visto, se ha debido de ir publicando por entregas. Para muestra, aquí están las primeras páginas del libro.

Comentarios

Entradas populares