Game of thrones. S03E03. Walk of Punishment

14/04/13
Contiene spoilers

Los engranajes de la inmensa maquinaria de Juego de Tronos comienzan a ponerse en acción. Aunque solo sean meros anuncios, se vislumbra acción y acontecimientos trascendentales a no muy largo plazo: en el Norte, Jon apenas puede encubrir su cara de preocupación ante el plan de Mance Ryder de atacar a los Cuervos Negros en el mismísimo Muro aprovechando las bajas sufridas (impresionante el encuadre de la cámara con las cabezas cortadas de los caballos) y contando para ello con Tormund

Melisandre inicia un viaje a solas -voy a parecer un frikifan con este inciso, pero la escenita del frío, adusto e impasible Stannis abrazándose a ella, diciéndole que la quiere, aunque sea un I want you, no la veo posible en los libros, aunque también es verdad que le da al personaje otra dimensión más humana- en el que necesita un sacrificio, la sangre de (si no he entendido mal) alguien con derecho al Trono, o de la sangre Baratheon (en las novelas hay una niña, ¿será ella la candidata a perecer bajo las oscuras artes de la mortal y sensual pelirroja?).

Y Daenerys avanza en su decisión de armarse con el ejército de los esclavos, que le lleva a negociar con el inmundo Kraznys mo Nakloz (cuyos insultos en inglés se me escapan un pelín, pero no le vamos a pedir más a nuestros abnegados dadores de subtítulos, mis siempre agradecidos reconocimientos a su labor): los quiere todos (incluyendo a su traductora, la bellísima y sugerente Missandei) a cambio de un dragón (estratagema, imagino). Es impresionante esa mezcla entre humanidad y preocupación por los más débiles y al mismo tiempo su regio comportamiento con sus subordinados: le deja claro a Jorah y a Barristan que son sus consejeros y los aprecia, pero que no aceptará otra escenita socavando su autoridad. Cada vez pinta como la mejor candidata a reinar los Siete Reinos.

Por otra parte, solo se han presentado dos personajes nuevos: el tío de Catelyn, el Pez Negro, Brynden Tully, tío de Catelyn, y el que se supone es Edmure, su hermano (a quien han caracterizado demasiado joven, no se ve demasiada diferencia respecto a Robb, aunque puede ser debido a cómo ha madurado este personaje). La escena del arco con las flechas de fuego para honrar al padre de Catelyn ha bastado para dejar clara la valía de ambos. En Aguasdulces, aparte de esto, poco más que una escenita para Talisa con los adolescentes prisioneros Lannister y las enésimas lágrimas de Catelyn para con sus hijitos.

El campamento de la Hermandad sin estandartes se levanta llevándose de prisionero al Perro y Thoros de Myr se lleva a Arya y a Gendry, aunque Hot Pie se queda para hornear pan. La despedida es bonita, pero secundaria, rozando lo marginal (de ahí que veamos su sonrisa desde lo lejos al cumplido de Arya, que a pesar de tener un papel muy limitado en este capítulo da gusto verla).

En Desembarco, pasamos a contemplar una de las mejores escenas del capítulo (al margen de la final): el juego de sillas y posicionamientos en torno a Twynn no tiene desperdicio. No sabemos cómo influirá el nombramiento de Tyrion como nuevo Consejero de la Moneda una vez que Meñique partirá para casarse con Lysa al Valle de las aguilas. ¿Encontrará Tyrion algo relevante en los libros de contabilidad, al estilo de lo que le pasó a Ned con el libro de los linajes, la sonrisa satisfecha de Cersei induce a pensar en una trampa hacia uno de nuestros héroes favoritos? Muy simpática y divertida, por cierto, la escena del burdel con Pod, que debe de calzar de impresión porque las prostitutas ni quieren cobrarle, para asombro de Tyrion y Bronn, que le piden que les cuente con detalles la proeza.

No salimos del misterio respecto a Theon y su intento de fuga, que deviene en intento de violación. Su libertador vuelve a salvarle el culo (nunca mejor dicho) y lo único que sabemos es que no está en las islas de Hierro.

Y para el final, algo está pasando con Jaime. Ya había oído que la suya es una de las mayores evoluciones de la saga. Preocuparse por la integridad de Brienne es el primer signo. Las consecuencias que tiene que pagar por su buen gesto son bien altas, con ese final impactante que te corta la respiración, seguida por una versión punk de la canción del Oso y la doncella (que a mí no me ha parecido un mal contrapunto para relativizar la escenita de marras con el indeseable de Locke). Se puede afirmar que ha sido el mejor capítulo hasta la fecha y dando la sensación de que lo mejor está por llegar...

Comentarios

Entradas populares