Mi top ten de series que no recomendaría II

Seguimos con la lista de series que no recomiendo ver (siempre teniendo en cuenta que para gustos, colores):

6. The big C
(2010. Showtime. 7,2, 504 votos)
Vale que el tema del cáncer me echa atrás de por sí, pero luego el personaje de Laura Linney, Cathy, me parece odioso, de un estúpido subido, por más que ejemplifique en buena medida actitudes habituales al enterarte de que has enfermado así, y puede que se pase por fases de optimismo exagerado y por momentos depresivos, pero no me la creo y no me convence. Aunque para odioso, el personaje del hijo adolescente, Adam. Si en la vida real no es un chico para sacarle los ojos, deberían darle algún premio. Tampoco se libran de mi quema particular el hermano hippy (otro gran secundario en The good wife), Sean, y la vecina huraña, Marlene. Salvo de la quema (y solo a ratos) al marido, Paul. Y por favor, que no me digan que esta serie es una comedia. El caso es que en abril se estrena la 4ª temporada.

7. Flight of the conchords
(2007. HBO. 7,4, 358 votos)
En Australia deben de ser unos cachondos muy raritos (al igual que Wilfred, esta serie por lo visto se inició allí y luego la exportaron a EEUU con los mismos protas). Aunque tiene algún buen momento, motivado porque los dos personajes protagonistas, Jemaine (que creo que se interpreta a sí mismo, es el de gafas) y Bret (el más guapete, un poco menos extravagante), quieren triunfar en el mundo de las discográficas con sus temas "alternativos" (y es verdad que algunas canciones son muy divertidas), llega un momento en que la serie es demasiado friki y las canciones resultan pesadas. Para oír canciones sin pies ni cabeza, te pones las de Ángel Martín y Ricardo Castella, que son claramente deudores de esta pareja extraña.

8. Weeds

(2005. Showtime. 7,7, 1545 votos)
Si bien es una de las series, como se ve en la valoración que tiene en Spoiler TV, que más gusta, a mí Weeds me cayó mal desde el principio, ayudado porque la actriz principal, Mary-Louise Parker será todo lo guapa que se quiera, pero no me parece buena. Será que su Nancy me parece gazmoña e inverosímil, indefendible en su papel de traficante de marihuana tras la muerte de su marido. Eso sí, nadie gana a repelente, en ninguna otra serie, al hijo pequeño, Shane. Repelente es poco para él, aunque el mayor, Silas, por momentos llega a hacerle algo de sombra. Entre estos vomitivos personajes y que no se sabe si la serie es comedia o drama (y el término "dramedia" no me convence), la serie no tira a un lado ni a otro y no la puedo defender, por más que Celia, la arpía rubia, cubra a veces la cuota de originalidad. Debe de ser que la marihuana es la droga con más cartel del mundo, la única que no engancha y la que recibe juicios más indulgentes, pero que nos brinden una estúpida sumisión de personajes hipócritas detrás de ella no sé qué tiene de original, y más cuando estos personajes secundarios son todos imbéciles. Y qué hablar de algunos giros, como cuando la prota se tira al camello oficial porque sí, porque le surge. No pude acabar la 1ª temporada (la serie ha terminado en su 8ª temporada, con 102 capítulos nada más y nada menos). Lo mejor, lo único salvable, la canción de la cabecera.



9. 30 Rock 
(2006. NBC. 7,5, 848 votos)
Tina Fey colecciona un ejército de fans, al menos en EEUU. Y creo que, aparte de su paso por Saturday Night Live, se lo debe a Liz Lemon, una guionista de la cadena NBC a la que se pone al mando Jack Donaghy (estupendo Alec Baldwin). No empieza mal la serie, pero es demasiado autorreferencial y demasiado circunscrita a los americanos. Tan pronto como suavizan las actitudes de Jack, la serie cae en picado. Ni los otros guionistas ni el histriónico Tracy Jordan consiguen el mismo efecto humorístico (algo que sí, por contraste, logra Kenneth (que te hace reír solo con verle). No es que me aburriera, pero no me enganchó lo suficiente como para acabar la 1ª temporada (han puesto su punto final hace nada, en su 7ª).


10. Community
(2009. NBC. 7,9, 1256 votos)
La que dicen que es la mejor comedia de la actualidad (aunque no reconocida por los grandes premios) no me ha dicho demasiado. Un personaje caradura y carismático, Jeff Winger, tiene que volver a la universidad porque le han quitado su licencia de abogado. La universidad, Greendale, es más bien tirando a cutre y para colmo, la clase de español que da el chino tarado Señor Chang parece un hueso duro, con lo que tiene que formar un grupo de estudios. Ese grupo de chiflados al final modulan un tanto a Jeff, aunque sobre todo es la rubia Britta la que le motiva a cambiar. De la galería de personajes, el casi Asperger (o sin casi) Abed tiene sus puntos, aunque me quedo con la joven y no tan inocente Annie (sobre todo porque la había visto como Trudy Campbell en Mad Men, en un registro totalmente diferente) y el viejo y 'enrollado' Pierce, quizá porque es el más patético por conseguir el favor del adorado Jeff. No he acabado aún la 1ª temporada porque no es tan hilarante como sus muchos fans proclaman (por ejemplo, los finales con Abed y el ex futbolista de éxito Troy -y ya solo nos faltaría hablar de la tampoco muy bien perfilada Shirley- rara vez despiertan una mínima sonrisa), aunque de todas las que no recomiendo es la única a la que estoy dispuesto a dar una 2ª oportunidad (acaban de empezar la 4ª temporada).

Comentarios

Entradas populares