El cementerio de los ingleses. José María Mendiola. Edebé (Periscopio)

(104 páginas. 8,95€. Año de edición: 2012)
Nadie lleva flores al Cementerio de los Ingleses, en la ladera del monte Urgull, en San Sebastián. Pero una tarde de verano, se pudo ver a una muchacha llorando ante un sepulcro. Tras ella se abría el misterio de una leyenda familiar y de un crimen cometido casi ciento cincuenta años atrás...
El cementerio de los ingleses es un tranquilo y retirado lugar de San Sebastián en el que descansan en paz unos soldados ingleses que murieron durante la primera guerra carlista. Al ser un emplazamiento tan pequeño y los fallecidos llevar más de cien años enterrados, nadie solía visitarlo. Hasta que en 1956 vieron a una muchacha de 15 años frente a una tumba llorando con desconsuelo.

Pablo, aburrido en sus vacaciones, conoce a la muchacha, Virginia, que es inglesa, y emprende con ella la aventura de descubrir el paradero de su antepasado Willham Turner, así como una piedra de la suerte muy valiosa, la Azula, en posesión de Willham por herencia familiar. Por medio, sobre todo abundan los relatos indirectos (los documentos sobre la piedra y el inglés en la biblioteca, cartas, el relato oral del Ciego de las Coplas, el diario de Corito, la muchacha de la que se enamora Willham, aunque el suyo es un amor dificultado por el prometido de Corito, el gigantesco marinero Aitor...).

Típico relato de jóvenes investigadores, vaya, que cumple con las premisas suficientes como para enganchar al pequeño lector (1º de la ESO, 2º máximo) con las correspondientes dosis de intriga, romanticismo y aparecidos, ya que no se pararán a extraer defectos como la inverosimilitud de las apariciones fantasmales de Corito, los sueños, el embrollo de la historia para terminar resultando bastante siemple la resolución, la parquedad en el retrato de los protagonistas (que no impide que un chico enfermizamente tímido y por tanto sin amigos se acerque a la bella Virginia, a la que sus padres dejan viajar desde Inglaterra sola; y que tampoco explota la profundización de la amistad o del enamoramiento entre los muchachos) y del bibliotecario Ordiza, de quien solo importa que no es tan malo como parece... Al menos encontramos algo de perspectivismo con los distintos puntos de vista sobre el amor del inglés y Corito.

La leeremos con 1º de la ESO en la primera evaluación y actualizaré los datos con los resultados. En la página web de Edebé aparecen unas interesantes estrategias de animación a la lectura (sobre todo las de antes de la lectura) y actividades de aula a modo de guía de lectura.

Comentarios

Entradas populares