Vivir y morir en Dallas. Charlaine Harris. Punto de lectura (Julio 2009)

(336 páginas. 9,99€. Año de edición: 2009)
La segunda entrega de las aventuras de Sookie y Bill se aleja bastante del tono paródico de Abierto hasta el amanecer, con lo cual el principal atractivo de la primera parte se pierde, ya que leer las andanzas de vampiros salidos del armario, cambiantes, hombres lobo y telépatas sin el socorrido tono del humor de la 1ª entrega deja bastante que desear. Lo que antes eran risas ahora es todo seriedad.

Otro aspecto que decae respecto de la 1ª parte es la centralización de los papeles de los personajes principales; es decir, el protagonismo recae casi en exclusiva en Sookie y Bill (aunque se sugiere un incipiente atisbo de triángulo amoroso con el vampiro Eric). El curioso y variopinto elenco de personajes de Bon Temps queda desfigurado y ni Jason, ni Sam, ni Arlene, ni los Belleflour, ni otros posibles relevos asoman salvo por encima. Solo importa la relación amorosa y la trama en Dallas a consecuencia del pacto entre Sookie y Eric (que ni siquiera nos descubre demasiado sobre las leyes o reglas vampíricas que con tanto celo protegen). La trama que abre la novela apenas vuelve a aparecer hasta que se cierra de mala manera al final.

Resumiendo, o cambia mucho la cosa en la 3ª parte, El club de los muertos, o esta saga queda reducida sólo para los fieles de la serie de TV True Blood.

Comentarios

Entradas populares