Entourage

HBO. 8 temporadas (2004-2011). Último capítulo: 12/09/11
Una de las series más inclasificables dejó de emitirse la temporada pasada. Por Entourage (en España, El séquito) han pasado multitud de actores, directores, deportistas y gente de bien afincada en Hollywood con la excusa del ascenso meteórico del joven actor Vincent Chase (Adrian Grenier), siempre acompañado de su "corte": su hermano Johny Drama (Kevin Dillon), también actor, aunque mucho más limitado, entre otras razones porque es un cabeza hueca; y sus amigos del instituto, Turtle (Jerry Ferrara), que empieza como chófer y temporada tras temporada va labrándose una paulatina madurez, que le lleva a querer hacer negocios incluso al margen de Vince; y Eric Murhpy (Kevin Connolly, el niño atontadísimo de Infelices para siempre), el único que parecía no estar a gusto con su faceta de lapa chupa-amigo famoso y el que antes se lanza a aventuras emprendedoras sin depender de Vince.

En tono de comedia (pero sin que haya momentos de carcajada, es más bien comedia ligera), pero comedia costumbrista, es casi un documental del tipo de vida ociosa, indolente y desorbitada de Hollywood, incidiendo sobre todo en actores o personajes famosos que vivieron sus días de gloria algunos años atrás. La serie ha pasado por muchos altibajos (por ejemplo, la temporada 7 se tornó más dramática, con el descenso a los infiernos de Vince por su adicción a las drogas), pero en general siempre ha mantenido un tono fresco y desenfadado y que ha permitido ver la evolución de un grupo de jóvenes que superan una tumultuosa adolescencia para encarar la madurez.

A pesar de la multitud de caras conocidas y la numerosa la nómina de chicas impresionantes (Vince es todo un latin lover), al margen de lo ya comentado de los protagonistas, la mención especial se la lleva un secundario que consigue incluso dejar en un segundo plano a los cuatro chicos de barrio que viven su sueño americano: no es otro que el representante de Vincent, Ari Gold (Jeremy Piven), un sujeto despreciable y al mismo tiempo carismático. Sus burlas y desprecios (sobre todo dirigidas a su asistente, Lloyd, un asiático homosexual), prepotencias y tejemanejes son despiadados, brutales, pero que no dejan de tener su gracia, y más cuando poco a poco vamos viendo otras facetas suyas (marido entregado y padre desastroso, pero abnegado).

La última temporada es un poco light en el sentido de que se trata del cierre de esta serie y por tanto Vince se rehabilita dispuesto a ser un ángel de la caridad, Drama consigue un par de papeles importantes, Turtle pega el pelotazo (casi sin querer) con el tequila y Eric consigue reconciliarse con su exprometida Sloan (actriz casi impronunciable, Emmanuelle Chriqui, pero puede que la más guapa de todas las que han pasado por ahí, Jessica Alba incluida), Ari deja la agencia dispuesto a pasar un año sabático con su mujer a fin de evitar el divorcio (aunque el final, tras los créditos, parece indicar que no, en lo que podría ser un spin off de la serie). ¿Y Vince? Pues espera al último capítulo para enterarte de una de las vueltas de tuerca más forzadas de la tele. 

Se trata de una serie ideal para pasar el tiempo y entretenerte, por ejemplo, en periodo vacacional, cuando no hay tanta oferta televisiva.

Comentarios

Entradas populares