Ranking personal de la temporada 2011-2012: 7º y 6º

7. The Killing (AMC. Temporada 2. 13 episodios: 02/04/12 - 18/06/12)
Tras la enorme decepción con el final de la primera temporada, que no ponía punto final al caso de Rosie Larsen, Sarah Linden (Mireille Enos) y Stephen Holder (Joel Kinnaman, de lo mejorcito de la serie, alguna nominación cuanto menos se merecería) prosiguen sus investigaciones tras superar sus más y sus menos. El alcalde Richmond (Billy Campbell, menudo sino el suyo tras el tiro a bocajarro del que se recupera milagrosamente en dos o tres días) se descarta como asesino y aparecen otros sospechosos (cada capítulo prácticamente nos trae un asesino fijo, porque los giros son constantes y los que parecían malos malísimos no lo son, y así sucesivamente). 

Esta segunda temporada, donde lo mejor sigue siendo ese Seattle lluvioso, esa atmósfera gris, esa sintonía pegadiza del final, demuestra una cosa: el caso de Rosie tenía que haber finalizado en la primera temporada. 13 capítulos más han estirado en demasía el chicle. El recurso de mostrar un capítulo por día también ha limitado mucho la historia, que ha perdido verosimilitud con tanta coincidencia. Porque al final resulta que la muerte de Rosie se debe a un cúmulo de coincidencias, a una abrumadora superposición de mala suerte. 

La trama familiar no tiene ni pies ni cabeza, con una evolución milagrosamente veloz (la superación del asesinato de una hija en 26 días es un récord mundial) y unas reacciones (sobre todo por parte de la madre, Mitch/Michelle Forbes, la peor parada con esa huida sin sentido abandonando a los dos niños pequeños, que hace parecer a la bestia parda del padre, Stan/Brent Sexton, que había apalizado al profe de Rosie creyéndole su asesino y había aconsejado al hijo mayor que le rompiera el tabique nasal a quien se metiese con él, una hermanita de la caridad; por no hablar de la santa tía Terry/Jamie Anne Allman, cuya bondad al final se demuestra como una necesaria y absurda expiación) que no se pueden creer. Como tampoco los bandazos respecto a la propia Rosie: de prostituta de lujo pasa a hija modelo que graba un vídeo (más bien un corto nominable a los Óscar) para despedirse de su familia (muy emotivo, pero demasiado folletinesco).

Queda clarísimo desde el principio que el lío de las elecciones tiene una relación directa con la muerte de Rosie, pero el que parecía el más malo de los malos, el alcalde Lesley Adams resulta que al final hasta felicita deportistamente a Richmond, que acaba negociando con la bruja india que rige el casino y con el especulador ricachón constructor de Michael Ames. Por no hablar de los asesores de Richmond, Gwenn y Jamie: uno de los dos o los dos en conjunto están implicados y al final los tiros apuntan al asesor con reminiscencias gays y enamoramiento de su jefe, que tiene delirios de grandeza.

Después de solucionar el caso, sólo queda una duda: ¿habrá una tercera temporada, o se han quemado todas las naves con Rosie?

6. Homeland (Showtime. Temporada 1. 12 episodios: 03/10/11 - 19/12/11)
La serie revelación de la temporada, junto con Once upon, de la que ya hicimos una extensa reseña. La trama de espionaje y terrorismo, el descubrimiento de los dos personajes principales, Nicholas Brody y Carrie Mathison, dejó las espadas en todo lo alto con el tratamiento de electroshock a la agente Carrie. A ver qué nos depara la segunda temporada, cuyo primer capítulo está previsto para el 1 de octubre.

Seguiremos con la cuenta atrás en otra entrada...

Comentarios

Entradas populares