Ranking personal de la temporada 2011-2012: 3º

3. Once Upon a Time (ABC. Temporada 1. 22 episodios: 24/10/11 - 14/05/12)
La serie revelación de la temporada, a pesar de que no haya obtenido ninguna repercusión en crítica ni en nominaciones. Y eso que ha mantenido una línea sin apenas altibajos a lo largo de sus 22 episodios. Y que ha tenido un final acorde con el resto, si no superior, puesto que en la 2ª temporada cualquier escenario es posible. La propuesta de mezclar los personajes de cuentos tradicionales (alterados y modernizados convenientemente) con la realidad ha dado más de sí de lo que a priori cabía pensar. Casi todos los habitantes de Story Brook que han desfilado por la pantalla han resultado interesantes, gracias a la forma de presentarnos sus historias, siempre de forma fragmentada y con una cronología alterada.

Uno de los puntos fuertes es que todos y cada uno de los personajes posee un trasfondo y no están trazados con una sola pincelada, no son ni blancos ni negros. Ni siquiera Regina (la Bruja Mala, una estupendísima, atractivísima y malísima Lana Parrilla) es la más mala (tiene motivos para pedir venganza, ya que la estúpida Blancanieves, de pequeña, hizo que mataran al amor de su vida; al final, además, se muestra vulnerable cuando la maldición se rompe y le avisan que corre pelibro, y va a su casa, a la habitación de Henry, sabiendo que lo ha perdido; aunque cuando llega la magia de forma amenazadora vuelve a sonreír con la saña que la caracteriza), al igual que Rumplestiltskin (he tenido que buscar el nombre para copiarlo)/Mr. Gold (excelente, cautivador, enigmático Robert Carlyle), cuyo punto débil, aparte de ese hijo que pierde al cobrar sus poderes, es Belle (Emilie de Ravin, cuya presencia está confirmada para la 2ª temporada), aunque parece que al final dé prioridad a recobrar su magia a su amor. Ni los buenos de la película son tan buenos (cuanto menos son cuestionables, porque suelen comenter errores o torpezas). 

 Los malvados (podemos incluir al Sombrerero loco/Jefferson, Sebastian Stan, aunque más que malvado está un poco tocado) son, pues, incluso más interesantes que los buenos y modositos, sobre todo en el mundo real: Mary Margaret (Ginnifer Goodwin, horrorosa con pelo corto) es una maestra sosainas y su único aliciente es su amor por David (Josh Dallas, otro sosainas que ha recobrado la memoria, o parte de ella, después de despertar del coma), aunque la presión por una relación prohibida (David está casado) les frena. En cambio, en el Reino Mágico, Blancanieves es de armas tomar y "Charming" tampoco se frena ante ningún obstáculo.

Del resto de habitantes, Pepito Grillo/Archie aporta, como es lógico, la voz de la sensatez; Caperucita Roja/Ruby es quizá el personaje más evolucionado con respecto a la serie, con una faceta rastreadora que deriva de una faceta oculta de su personalidad; el motero recién llegado al pueblo, August, un escritor, tiene tras de sí una historia oculta y conforme pasan los episodios vamos descubriendo que no es otro sino Pinocho; el sheriff Graham es el cazador que debía de llevarle a la Reina Mala el corazón de Blancanieves; "Grumpy" tiene una de las historias más bonitas, con una incondicionalidad hacia Blancanieves fruto de su amor imposible por un hada; Sidney es el genio de la lámpara de Aladino y a la vez el espejito mágico de la Bruja...

Y nos quedan Henry y Emma. Mención especial para el primero, pues es de los pocos niños no cargantes y asesinables de la parrilla televisiva. Su resolución es tal que pone patas arriba la serie al comerse el pastel de manzana de su madrastra. Es entrañable el milagroso final de la temporada. Por fin Emma abre los ojos, aunque hay que señalar que una de sus características, la de reconocer la verdad de la mentira, resulta cuestionable. Verla esgrimir una espada para matar al dragón ha sido como intentar resolver la cuadratura del círculo. Magistral la manipulación de los cuentos.

Comentarios

Entradas populares