La espada leal. George R.R. Martin. Debolsillo

(144 páginas. 12,30€. Año de edición: 2011)
Tal vez sea lectura sólo apropiada para los fans de la saga Canción de hielo y fuego, pero como soy uno de ellos, este relatito corto situado en Poniente unos cien años antes de los sucesos que parten en Juego de tronos me ha parecido una delicia (y creo que incluso lo sería para alguien ajeno a este universo inagotable). Sería recomendable, por cierto, empezar por El caballero errante y no al revés como he hecho yo, puesto que los protagonistas, Dunkan el Alto y su escudero Egg, se conocieron dos años antes de las aventuras que se narran en esta novelita corta (también disponible en cómic, igualmente atractivo).

Tiempos de los Targaryen. A diferencia del primer relato, no nos encontramos con antecesores de casas importantes, sino que Dunk y Egg se encuentran al servicio de Ser Eustace Osgrey, señor mayor de un feudo venido a menos (solo cuenta con el servicio de Ser Duncan y el pestilente Ser Bennis) que tiene problemas con su vecina, la llamada Viuda Araña, Lady Rohanne, actual señora de Fosafría, por temas tan triviales (o tan trascendentales) como el agua: lady Rohanne ha construido una presa y las tierras de Osgrey se ven perjudicadas.

Es decir, nos movemos en un terreno alejado de la pompa de Desembarco y de las casas más importantes de Poniente, con una historia tangencial, irrelevante para el devenir de los Siete Reinos, un ejemplo perfecto de lo que Unamuno definió como intrahistoria. A pesar de eso, esta novelita es un ejemplo de la maestría narrativa de George R.R. Martin, llamado para historias mayores, sí, pero apto para otras cuya grandeza reside en la fuerza de los sentimientos y de las acciones individuales. 

Los grandes temas no dejan de presidir el relato (el honor, la traición, el amor), la fuerza descriptiva y psicológica de los personajes (aparte de los protagonistas, la Viuda Araña resulta sorprendente) es la principal fuerza y los giros argumentales no dejan de provocar admiración. Para mi gusto, supera a la anterior. 

Por lo visto hay una tercera novelita (The mistery knight), así que nos permitiría observar la evolución de esta pareja que se ha ganado con justicia nuestra atención y reconocimiento.

Comentarios

Entradas populares