El caballero errante. George R.R. Martin. Debolsillo

(160 páginas. 12,95€. Año de edición: 2011)
Dunk (conocido como Dunkan el Alto) entierra a Ser Arlan de Pennytree, caballero errante que vaga por los Siete Reinos de Poniente (durante el reinado de Aerys I, de la casa Targaryen), quien le sacó de Lecho de Pulgas y le permitió ser su escudero. Hereda su espada y su escudo y se encamina al torneo del prado de Vado Ceniza (el torneo del Prado de Ashford) con la intención de armarse caballero, algo que no será fácil para alguien sin mucho dinero y sin nombre. Por el camino conoce a un niño irreverente y descarado, Egg, al que toma como escudero. Queda conformada así la pareja protagonista de esta especie de precuela de Canción de Hielo y Fuego (los protagonistas no son los mismos), que tiene lugar 100 años antes de lo que se nos narra a partir de Juego de Tronos.

Duncan no duda en defender a una titiretera (que le pinta el emblema de su escudo), que es ajusticiada por el cruel y despiadado príncipe Aeron. Para evitar que le corten la mano o el pie acepta el duelo a siete. Antes, ha descubierto que Egg no es quien parecía, sino el hijo del príncipe Maekor.

La recreación de las luchas entre los caballeros de Poniente es fascinante, con las descripciones de las enseñas y el árbol genealógico de los participantes en las justas al detalle. Estas partes lentas y exhaustivas no son aptas para aquellos ávidos de acción. Se trata de una novelita corta, pero impregnada del ambiente de la saga, por lo que ver más ramificaciones de las que estamos acostumbrados siempre son tomadas de buen grado. Cómo no, si ves con vida a los Targaryen y a antepasados de los Baratheon. Supongo que es una novelita apta sobre todo para los fanáticos de George R.R. Martin, aunque quiero creer que incluso aquellos que no hayan leído ningún libro de la saga también lo puede disfrutar.

Comentarios

Entradas populares