Game of thrones. S02E02: The Night Lands

08/04/12
(AVISO: esta entrada contiene SPOILERS)

Episodio 2. Líneas maestras: la fragmentada narración empieza a mostrarnos una predilección por Tyrion y su manejo de las intrigas en Desembarco, que nos arroja una cruda realidad: Ned Stark no pudo hacerlo peor como Mano del Rey (y el Rey Robert en elegirle). Los Greyjoy se afianzan en el protagonismo a través de su odio por los Stark, así como la trama de Rocadragón, tanto por parte de Melisandre y Stannis, como por Davos (y su hijo). De momento, tanto Daenerys como incluso más allá del Norte, en lo que son las tramas más marginales (espacialmente), no toman todo el protagonismo, pero se va gestando el hecho de que en un futuro resultarán tanto o más relevantes que cualquiera de las que acaecen en Poniente.

En detalle:
  • Empezamos por donde acabamos el primer episodio: Arya (haciendo pis a escondidas), que ahora se hace llamar Arry. Mantiene un encuentro verbal con Jaqen H’ghar, uno de los tres temibles criminales enjaulados. A pesar de sus buenos modales, resulta inquietante, y no sólo porque se refiera a sí mismo en tercera persona ("Uno tiene sed. Un chico podría hacer un amigo. Uno debe pedir perdón..."). Aparecen los Capas Doradas y Arya teme que sea porque la buscan a ella, pero Yoren se hace con la situación de una manera brillante y temeraria, aunque no impide que el guardia pida la cabeza de Gendry.
Arya escondiéndose cuando llegan los Capas Doradas
  •  Tyrion aparece en escena, silbando, aunque le rompe el buen humor la visita de Varys, que conversa "inocentemente" con Shae, a quien le atribuyen un puesto en la cocina. Varys le hace saber de manera sibilina a Tyrion que conoce que su padre no quería la presencia de la mujer ("Los buenos amigos guardan secretos", remata). Tyrion se revuelve de inmediato: "No me gustan las amenazas. Yo no soy Ned Starks. Sé cómo se juega". 
  • Es interesante ver esa tensión entre poder e impotencia que siente la nueva Mano del Rey, pues a continuación pasamos al Consejo del Rey, donde leen y rechazan las peticiones de Robb. Cersei rompe su carta e ignora a su hermano cuando le pide que le lleve los huesos como gesto de buena voluntad. La reina regente pregunta a su primo, el mensajero, por Jaime: "No se le ha olvidado", le pide que le diga. Tampoco acceden a la petición del Lord Comandante sobre los refuerzos para el Muro. La segunda petición de Tyrion cae también en saco roto...
Tyrion, un gigante en la corte de Desembarco
  •  Pasamos al Norte, más allá del Muro, donde Sam y otros compañeros hablan de los pedos que se tiran los muertos (esas conversaciones intrascendentes son un elemento que dota a la serie de un gran realismo). Sam aleja a Fantasma de una de las hijas-mujeres de Craster, Gilly. A continuación, le pide a Jon que la ayude, puesto que está embarazada. Tienen que llevársela con ellos, porque si da a luz a un varón, entonces... Silencio. Jon, visiblemente incómodo, trata a la chica con frialdad, tratando de obedecer a Lord Mormont, pero no se le ve muy convencido y tiene toda la pinta de que se meterá en problemas.
  • Viajamos lejos, al desierto. La khaleesi recibe un desagradable "regalo": la cabeza de Rakharo, transportada por su caballo. La situación de Danaerys es muy delicada, aunque ella hace todo lo posible por afrontarla con entereaza.
  • En el barco, Theon se cepilla, en una gratuita escena de sexo, a una chica poco agraciada. Se muestra (o quiere mostrarse) como un tipo duro. Este chico cuando interviene parece que rechina los dientes, se le nota frustrado y sin saber canalizar correctamente sus sentimientos.
  • Siguiendo con la línea sexual, en el prostíbulo, lord Baelish, tras una escena repugnante con el semen por la comisura de una prostituta, amenaza a la pelirroja de una manera indirecta e implacable. Meñique está desatado, se ve que deshacerse de Ned le ha dado alas. Las dos escenas más prescindibles del capítulo.
  • Más interesante es el encuentro de Tyrion con Janos Slynt, Lord Comandante de la Guardia de la Ciudad: "No me siento muy seguro viendo cómo traicionaste a la anterior mano del rey", le suelta tras unos prolegómenos corteses durante la cena. De modo que lo destierra al Muro y en su lugar pone a Bronn, al que tantea sobre su fidelidad. La respuesta que obtiene del mercenario no es muy tranquilizadora, puesto que sólo es fiel al dinero.
  • Volvemos a Arya, que se sincera a Gendry. Un momento muy divertido es cuando el chico le dice que no debería insultar a nadie más grande que ella. "Entonces no podría insultar a nadie", le espeta ella. Además, Arya creo que descubre que Gendry es bastardo del rey, aunque ni el mismo chico lo sepa.
  • Theon llega a las Islas del Hierro. El recibimiento que el joven esperaba no es tal: nadie le sale a recibir, una afrenta para él, pues nadie le lleva a Pyke, salvo una muchacha, que después resulta ser su propia hermana, Yara, a quien su padre, Balon, antepone. Además, muestra un odio tremendo por los Stark. Desprecia el lujo que lleva consigo su hijo y lo desprecia. Entre el acero y el oro, sólo acepta la primera opción. Deja claro que su objetivo para recuperar su corona no es luchar contra los Lannister, sino contra Invernalia. El actor que interpreta a lord Balon (Patrick Malahide) lo borda desde el primer momento, con una mezcla de demencia y obstinación que lo pueden hacer temible.
  • Davos Seaworth conversa con Salladhor Shan, pirata. Se da a entender un pasado similar al pirata (como mínimo fue contrabandista) en el hombre de confianza de Stannis ("El rey Stannis es mi dios", le dice a su hijo) y cómo, pese a que parece que Stannis le amputó los dedos, se lo debe todo. Personaje (y actor) muy interesante este Davos, que consigue los 30 barcos del pirata a cambio de oro y de gloria (no le puede prometer en cambio el dios particular de Salladhor, que está entre las piernas de una mujer, y más si son las piernas de la reina).
  • Turno a uno de los puntos fuertes de esta segunda temporada: otra conversación entre hermanos, Cersei y Tyrion, que le dice a la reina regente que "debe ser difícil de gobernar cuando millones de personas te quieren muerta". Claro que la contestación de la reina de los pómulos (como le dijo, creo que en el primer capítulo el propio Tyrion) no es menos contundente: "Eres gracioso. Tu primera gracia fue desangrar a mi madre". Cersei será odiosa, pero es uno de los puntos fuertes de GoT, con una Lena Heady cada vez más metida en su papel.

Lena Jeady como Cersei Lannister
  • En la penúltima escena, regresamos a Rocadragón. Si Davos es interesante, la hechicera Melisandre más todavía. Se nota que maneja los designios de Stannis a su antojo. Después de darle un recadito al oído del hijo de Davos (le dice a Stannis que le ha dicho que la muerte por fuego es la más pura), se deshace de la desabrida queja del férreo monarca y no tiembla cuando le insiste en que debe tener fe. "Debes entregarte al señor de la Luz". Por completo. Y se quita su manto y le promete un hijo a Stannis, que se quiebra en resoplidos lastimeros encima de un tablero con una maqueta de guerra, mientras caen figuras.
  •  Y para acabar, vuelta a más allá del Muro. Jon ve a Craster con un bebé y le sigue (si antes decíamos que le iba a resultar difícil no meterse en líos...). Oye ruidos extraños y ve volver al hombre sin el niño. Se oyen unos lloros y ve una extraña figura (me pareció ver unos intensos y muertos ojos azules, pero no estoy seguro) llevándoselo. En ese momento, aparece Craster por detrás y golpea a Jon en la cabeza. Y se terminó este segundo e interesante episodio.

Comentarios

Entradas populares