Tuerto, maldito y enamorado. Rosa Huertas. Edelvives

235 pp., 9.60 €. X Premio Alandar, 2010. Año de edición: 2011

Los fantasmas no existen. ¿O sí? 
La experiencia nos confirma la evidencia de su naturaleza ficticia: nadie ha podido comprobar de manera convincente su pertenencia al plano de lo real.
Sin embargo, hoy apelo a la complicidad de quien lea estas páginas (...)
La primera piedra de la enorme torre que se fue construyendo en mi vida la puso mi hermana una noche de invierno.
Así empieza esta entretenida novela dividida en 28 capítulos y narrada en 1ª persona por Elisa, la protagonista, que se ve envuelta en una trama fantasmal a raíz de prestar ayuda a su hermana pequeña Carmen para hacer un trabajo de lengua y literatura sobre Lope de Vega: al ir a recabar información sobre este autor en la biblioteca de su instituto (el San Isidro), se encuentra con un único libro suyo, El caballero de Olmedo, y algo más: un fantasma tuerto que le pide que le ayude a recordar. Ella tendrá que elegir entre mover el ejemplar que encontró en la 'V' (su profe de lengua los trasladó a la 'L') y así olvidarlo todo, o ayudar a este fantasma que lleva 400 años encerrado en lo que en su tiempo era el Colegio Imperial.

Y es que el mismísimo Lope de Vega le lanzó una maldición antes de morir: "Vagarás por el tiempo sin estar del todo muerto, sin recordar tu nombre ni el de la mujer que amas; condenado a una eternidad sin sosiego hasta que alguien se apiade de ti y te ayude a recuperar la memoria". Y ese alguien es la asustadiza Elisa, que vence sus terrores para ayudar al fantasma, hacia quien va variando sus sentimientos, del terror inicial a incluso sentir más por él de lo que debiera.

Se mezclan, pues, dos planos: el de la realidad, apegado al presente, a la zona centro de Madrid, la calle Toledo y alrededores, la del instituto, donde su padre tiene una alpargatería, la de su novio Ricardo; y el Madrid del pasado, el de los estrenos del fecundo Lope, al que pertenece el fantasma que va recordando conforme Elisa (para él, Belisa) le va facilitando información (que recaba ella, o Carmen, que no se cree lo del fantasma, pero se toma lo que le dice su hermana como un reto o un juego). La ambientación, sin duda, es de lo más conseguido de la obra.

Se trata de una historia entretenida, que entremezcla datos bien documentados (no sólo de Lope, sino también porque otros espectros se le aparecen y le piden ayuda a Elisa) y los sentimientos de la protagonista, que parece casi un personaje que pertenece a una serie o saga, al igual que Ricardo, aunque su subtrama familiar resulta más de pegote, con un hombre que le sigue, con esa ambivalencia que le hace ser o muy agradable (la parte Rico) o muy desagradable (la parte Cardo).

Fuera del fantasma tuerto y enamorado y de Elisa (Belisa, o Elisavé, como le llama Ricardo), los personajes (Carmen, el padre, la madre, Ricardo, el otro pretendiente, Julio, más aún, la loca Lina...) y sus acciones quedan bastante desdibujadas. Sobre todo cuenta la investigación que arrastra a la protagonista a enfermar de tanto ver muertos pidiéndole ayuda. La resolución también es bastante endeble, pero hay que mirar con indulgencia la historia porque es ligera y transmite simpatía, además de acercar de manera amena la figura de Lope de Vega.

Comentarios

Dámaris García ha dicho que…
Yo ya me he leído la novela.
Que nuevo final le pondrías a esta novela??
Juliiiii ha dicho que…
Hola, Dámaris.
¿Qué nuevo final le pondría? ¿Es una actividad que pondrías? No entiendo bien...
Un saludo
Alejandra ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juliiiii ha dicho que…
Algo me dice que no has llegado al final, Alejandra... A ver, no tengo muy fresca la lectura, pero al final la prota, Elisa, consigue ayudar al espíritu. Eso sí, ya no recuerdo cómo. Lo que sí creo recordar es que el profesor de literatura no pasa de figurante (no llega ni a secundario, creo yo).
Aunque no te he ayudado mucho seguramente, un saludo
Alejandra ha dicho que…
muchiisimas gracias por tu tiempo y efectivamente no he llegado al final pero bueno es que era solo para un trabajo del colegio y con las vacaciones me ha dado un poco de pereza...... Un besazo.

Entradas populares