Tigre, Tigre. Lynne Reid Banks. Bambú (27/09/11)

216 páginas. 11,90€. Año de edición: 2010

Ambientada en la Roma clásica, el escenario principal de la obra es el Coliseo, lugar donde plebe y alta cuna se reunían en torno a un espectáculo degradador de sangre y muerte que demostraba la decadencia moral del Imperio Romano.

Los protagonistas son cuatro, fundamentalmente: la bella y joven Aurelia, hija del César; Julius, esclavo, encargado del cuidado del tigre; y Botas y Cafre, los tigres, hermanos, que en un inicio desgarrador son arrancados de la selva y separados de su madre y de su mundo. El viaje en la bodega supondrá para ellos el inicio de su injusto castigo y de su nueva y cruel realidad. Aunque al principio al menos se tienen el uno al otro, pronto serán separados.

A Botas, el más pequeño y manso, le arrancan los colmillos para ser el animal de compañía de Aurelia. Luego le castran y le ponen unas botas para que ni inflinja daño alguno. Es decir, le quitan los signos de su identidad. Al menos él recibirá amor por parte de Aurelia, que se encariña de él con locura; amor y cariño es algo que no existirá para Cafre: encerrado en las bodegas del Coliseo, apenas con comida, atacado para atacar, azuzado para odiar y matar en la arena. Se convertirá en la principal atracción del pueblo romano gracias a su instinto de conservación.

Otros dos personajes importantes son Marco, primo de Aurelia (al principio un niño mimado, consentido, caprichoso y egoísta, aunque va madurando a lo largo del libro), y el propio César, hombre implacable, escudado en el poder, acostumbrado a la ciega obediencia a pesar de sus arbitrarias decisiones. Es el gran derrotado de la obra, pues no sabe conservar el amor de su hija, que aparte de hermosa es muy inteligente (su inteligencia le lleva a cuestionar lo que otros dan por sentado).

La ambientación está muy conseguida; los personajes son creíbles; la ternura se enfoca sobre todo a través de las descripciones físicas y emocionales de los tigres, a quienes se nos acerca como si fueran dos personas más; los temas tratados (amor, amistad, respeto al medio ambiente, acercamiento al imperio romano, las creencias, el destino...) se traban y quedan enriquecidos; está bien escrita y se dosifica la intriga de modo que la lectura engancha sin resultar nada predecible.

El final, sin embargo, es lo más inverosímil: todo estaba dispuesto para el funesto desenlace después del giro trágico que toma la novela cuando la travesura de Marcus y Aurelia deviene en la fuga de Botas: Julius cae en desgracia, Aurelia descubre su amor por él y decide algo muy importante respecto a su religión.

La intervención de la antigua nodriza de Aurelia (hasta entonces si no en un segundo plano sí en un discreto telón de fondo) es providencial para el giro inesperado y no muy creíble del final. Si bien es lógica alguna concesión al público juvenil al que se dirige la obra, se podría haber intentado de otro modo, dándole más protagonismo antes. De todos modos, no desmerece el resultado global.

En la web de la editorial (Bambú, filial de Casals, que cuida mucho el acercamiento a los libros), se puede leer una ficha de animación a la lectura, así como hojearlo y escuchar el fragmento inical.

Veremos si las buenas impresiones que me ha causado se confirman en los alumnos. La lectura en clase en 4º de la ESO dictará sentencia. Esperemos el pulgar hacia arriba y no hacia abajo. El veredicto del César-alumnado espera...

Comentarios

Entradas populares