Juego de Tronos: otros personajes (VI)

(AVISO: esta entrada contiene spoilers)
  
Sirvientes y allegados de los Stark

Theon Greyjoy
Alfie Allen como Theon Greyjoy
 Mitad invitado, mitad rehén de los Stark: seis años después de que Robert se hiciese con el trono, los Greyjoy se declararon reyes de las Islas de Hierro y atacaron el Norte. Su rebelión fue sofocada tras una nueva alianza entre Eddard y Robert, y el heredero, Theon (ahora con 16 años en la novela), quedó bajo vigilancia en Invernalia, aunque Eddard le proporciona la misma educación que a sus hijos y convive como uno más. Impulsivo, algo prepotente, orgulloso y con un punto oscuro, a ratos cae mal. Más allegado a Robb, también le promete fidelidad cuando le proclaman Rey del Norte.

Lord Jon Umber, Gran Jon, señor de la casa Umber y vasallo de la casa Stark, es otro de los que juran fidelidad al Rey del Norte. Esa escena y otra en la que se niega a que Robb, demasiado verde, lidere las tropas contra los Lannister, que se resuelve con el ataque del lobo huargo de Robb, Viento Gris, que le arranca de un bocado varios dedos, son sus dos más destacadas.

De entre los sirvientes de los Stark, nos encontramos al Maestre Luwin, gran conocedor de los astros, consejero de Invernalia y preceptor de Brandon. Rodrik Cassel  es el maestro de armas de Invernalia. Acompaña a Catelyn en su misión de informar a Eddard de las intrigas de los Lannister (en la novela, en la travesía a Desembarco por mar, se marea y se tiene que cortar sus largos bigotes por los constantes vómitos). 

La septa Mordane se encarga de la educación de las niñas. Encantada con Sansa, muestra su mala leche ante la indómita Arya, con quien no puede lidiar. Jory Cassel es el capitán de la guardia de los Stark. Acompaña a Eddard a Desembarco, pero es asesinado por Jaime en respuesta al secuestro de Tyrion. Syrio Forel es el maestro de esgrima de Arya. Nacido en Braavos, le enseña la danza del agua y su figura se engrandece (a pesar de ser bajito) al ayudar a la niña a escapar. Hodor es un gigante bonachón y de escasa capacidad intelectual (aunque ese no es su nombre, es la única palabra que sabe pronunciar), lo que le convierte en el candidato ideal para llevar a cuestas a Bran. Es el nieto de la Vieja Tata, quien cuenta relatos de terror (parece que fantásticos, pero no lo son tanto) desde hace varias generaciones.

Consejo del Rey

Petyr Baelish, más conocido como Meñique 
Aidan Gillen como Petyr Baelish
Miembro del Consejo Privado del Rey, el  tesorero de la Corona. A pesar de que sus orígenes no son elevados ni mucho menos, ha conseguido medrar en el reino con su labia y maledicencia. De él no se puede esperar sino alguna intriga que termine favoreciéndole. Como él mismo se encarga de recordarle a Eddard, no se debe confiar en él. Cuando le pone el cuchillo en el cuello, será demasiado tarde para la Mano del Rey. Y eso que, enamorado de Catelyn desde la infancia, le había prometido ayudar en honor a su esposa. La conversación del capítulo final con Varys, felicitándose mutuamente por ser quienes hacen y deshacen en la Corte, es tremendamente significativa.

Varys, apodado la Araña 
Conleth Hill como Varys
Al igual que Meñique, este hombre, cuyos orígenes se desconocen (salvo que es un eunuco), conoce todo lo que pasa en Desembarco. ¿Cómo? Él lo atribuye a sus "pajaritos", espías que tiene dispersados por todo el reino. Siempre ataviado con ropas caras, perfumes excesivos, réplicas mordaces y una habilidad innata para conspirar y situarse siempre al lado del más fuerte. Dice estar al servicio del reino y que su objetivo es la paz, pero este fin no queda nada claro. Otro personaje más que interesante que parece tener siempre la de ganar.

Gran Maestre Pycelle.  El Gran Maestre de los Siete Reinos, este anciano de 84 años que parece siempre a punto de olvidarse de todo, frágil, siempre del lado del rey (desde Aerys), parece que se reserva todas sus energías para arrojar justicia contra los traidores a la corona. Su apariencia endeble esconde todo un urdidor de mentiras, como se ve en el último capítulo de la serie.

Ser Barristan Selmy. Conocido como Barristan El Bravo, Lord Comandante de la Guardia Real de Robert Baratheon y miembro del Consejo Privado del Rey. Legendario guerrero y miembro de la Guardia Real desde los Targaryen, fue perdonado por Robert y desde entonces está a su servicio. Hombre de honor (quizá demasiado apegado a ese concepto arcaico de honor), no ve venir su caída en desgracia una vez que Joffrey se alza al trono. Puede que esté viejo, pero parece que no ha dicho su última palabra.

Corte del Rey

Ser Ilyn Payne: la justicia del Rey. Temible, tanto por su aspecto físico y su obstinado silencio (le cortaron la lengua), como por su ocupación. Sin escrúpulos ni vacilaciones, este asesino es la concepción opuerta a la idea de justicia de Eddard.

Kevan Lannister: hermano pequeño de Twynn, está con él durante el asedio en respuesta al secuestro de Tyrion.

Lancel Lannister:  hijo de Kevan y por tanto primo de Jaime, Cersei y Tyrion. En principio, es el chambelán de Robert, y su principal misión es la de escanciarle vino cuando se lo pide el rey. Acobardado y aparentemente indefenso, con un aspecto muy afeminado, hay más que dudas de su inocencia en el accidente con el jabalí, por si hubiera algún veneno en el vino escanciado. La reina Cersei le elige como sucesor de Jaime como su amante por lo que se ve en el último capítulo.

Gregor Clegane, apodado la Montaña por su tremendo tamaño. Vasallo de los Lannister, estos se aprovechan de su don para la violencia y la destrucción en su favor. De ahí que asesine empotrando a los bebés Targaryen contra la pared o que saquee aldeas con tremendo placer.

Sandor Clegane (el Perro)
Rory McCann como Sandor Clegane
Su aspecto fiero (tiene la cara desfigurada por culpa de la brutal venganza de su hermano por haberle robado un juguete) y su servilismo para con Joffrey contrasta con la relación que establece con Sansa, siendo su único apoyo, con lo que muestra más corazón del que a priori parece tener

Guardia de la Noche


Lord Jeor Mormont, Lord Comandante de la Guardia: apodado el Viejo Oso (tiene 78 años), su aspecto fiero no le impide tener la suficiente inteligencia para confiar en Jon, a quien considera su sucesor. Su máxima preocupación (aparte de lo que sucede más allá del Muro) es la decadencia de la Guardia, cada vez más diezmada, por lo que no pierde ocasión de pedir refuerzos.

Samwell Tarly
John Bradley-West como Samwell Tarly
Desahuciado por su padre (en el bosque le amenazó de la manera más descarnada que un padre puede hacer con su hijo, obligándolo a juramentarse de negro si no quería acabar siendo la carnaza de los perros para que así su hijo menor pueda ser el heredero que él quería), en la Guardia de la Noche destaca por su cobardía. Incapaz de luchar, este tímido y amable joven que también le teme a las alturas (entre otras cosas) es, sin embargo, una persona extremadamente inteligente (descubre la naturaleza sobrenatural de los Caminantes blancos) y gracias a su bondad recibe la protección de Jon Nieve.

Grenn y Pyp: los otros dos amigos de Jon y Samwell. Ladronzuelos sin ninguna otra opción que la de alistarse de Negro, aunque empiezan enemistados con Jon, a raíz de su cambio con ellos, le mostraran su gratitud y fidelidad. Gracias a esto, convencerán a Jon para que no deserte.

Yoren: uno de los "cuervos errantes", su misión en la Guardia es la de reclutar nuevos voluntarios o reos (a los que se les conmuta la pena a cambio de entrar a servir en el Muro) a lo largo de los Siete Reinos. Será vital para la suerte de Arya, a quien localiza y protege.

Maestre Aemon: ciego y de edad muy avanzada (frisa los 100 años), el pasado del Maestre de la Guardia de la Noche es fuente de tortura, pues no es sino el hermano del Rey Loco, cuya familia fue arrasada.

Allister Thorne: maestro de armas de Castillo Negro, una fortaleza del muro. Entrena a los nuevos reclutas para la guardia. Odia con saña a Jon, a quien no puede ni ver, sobre todo después de ver cómo protege al cobarde e inútil de Samwell. Puede que tenga razón al afirmar que se necesita de esa fiereza para sobrevivir, pero no es justificable tanta mala baba (el lord Comandante le tiene que sacar del Muro).

Otros personajes

Bronn
Jerome Flynn como Bronn
Mercenario que está presente en la posada de la encrucijada cuando Catelyn arrestra a Tyrion. Le ayuda a escapar de Nido de Águilas batiéndose en el duelo contra el campeón de Lysa, sin duda porque es conocedor del lema no oficial de los Lannister (siempre pagan sus deudas). No conoce el honor, lo cual le resulta muy útil y le convierte en un temible combatiente.

Shae: prostituta que le proporciona Bronn a Tyrion antes de la batalla contra Robb. Joven, bella, astuta y de lengua afilada, puede que le mueva el interés, pero parece interesarse por Tyrion. Como pasa con casi todas las prostitutas de la serie, es un personaje muy interesante. Su fiereza a la hora de defender la honra de sus padres, así como una cierta prevención del padre de Tyrion (que le prohíbe llevársela a Desembarco, prohibición que Tyrion desobedece con mucho gusto), nos lleva a sospechar que pueda guardar algún secreto.

Osha: mujer salvaje que ataca (junto con otros bandidos) a Bran Stark y es conducida a Invernalia después de ser capturada. Aunque resulta un tanto perturbadora e inquietante, parece incapaz de hacer daño en Invernalia, sobre todo con las cadenas impuestas. Creyente de los antiguos dioses, es inteligente y huye de los Caminantes Blancos, para ella la amenaza contra la que Robb debería dirigirse. 

Ros (o, más bien dicho, las tetas de Ros): el único personaje que no aparece en la novela es una prostituta de Invernalia que se acuesta con Tyrion y con Theon (las escenas de ambos son de lo más prescindible) y que se traslada a Desembarco porque se ve que allí ganará más. Meñique la selecciona en su burdel (y le enseña cómo ejercer su profesión, algo inaudito) y, en general, su personaje sirve para que otros personajes (Theon, Meñique, el Gran Maestre Pycell) se desahoguen y se expliquen. Siempre, eso sí, con ella en pelota picada. Ser actriz (y no porno) y acabar así tiene miga...

Comentarios

Entradas populares