Game of Thrones. Temporada 1

Game of Thrones es la espectacular serie que la HBO (Mad Men, Six Feet Under, True Blood, The Pacific...) ha adaptado del libro Canción de hielo y fuego 1, Juego de Tronos, de George RR Martin, para la tele y que en España Canal + ha emitido (Juego de Tronos). 10 capítulos de aproximadamente una hora de duración en los que se han cuidado todos los detalles para convertirse en el estreno televisivo más destacado del año.

Desde la historia ("tiene lugar en Poniente, un continente ficticio donde las estaciones pueden durar años, y se centra en las violentas luchas dinásticas que surgen entre varias familias nobiliarias por el control del Trono de Hierro"), ambientada en un continente imaginario con ecos de la Edad Media, pasando por la producción, la música (la banda sonora a cargo de Ramin Djawadi) o la profundidad de los personajes, la cuidada calidad de esta serie amenaza con convertirla en todo un fenómeno de masas, como ya lo ha sido la saga de los libros (la primera temporada se corresponde con el primer libro; este mes de julio ha salido la 5ª parte en Estados Unidos y se prevén 7, así que como mínimo, si las caprichosas audiencias no lo impiden, estaríamos hablando de 7 temporadas). 

Personalmente, desde la fiebre Lost no sentía una emoción similar (por eso, para soportar el vacío hasta el próximo abril, estoy leyendo el primer volumen de la saga, aunque de ahí no pasaré para llegar a la segunda temporada sin saber lo que va a pasar, porque los fans destacan la gran fidelidad con la novela, como estoy pudiendo comprobar, ya que hasta se incluyen diálogos que aparecen en el libro) gracias a escenas impactantes (como la del final del penúltimo capítulo, la lucha entre Eddard y Jaime, el aprendizaje de Arya con Syrio Forel, cuando proclaman fidelidad los señores del Norte a Robb, la escena inicial con los Caminantes Blancos o la última con Daenerys); lemas como "Winter is coming" (y todos los de las casas restantes); evolución de personajes como los de la khaleesi, Samsa o Robb; la mística que destila el Muro y lo que hay más allá; frases para el recuerdo como "Cuando se juega al Juego de Tronos sólo se puede ganar o morir" (Cersei); "-¿Un hombre puede ser valiente cuando tiene miedo? -Es el único momento en el que puede ser valiente" (Eddard); "Nunca olvides qué eres, porque desde luego el mundo no lo va a olvidar" (Tyrion).

Gran mérito de la serie se la lleva el autor de los libros (llamado cariñosamente por los fans de Game of Thrones el "gordo cabrón", puesto que su ritmo literario es más lento de lo que desearían y temen que su salud y su edad les deje sin un final), también implicado en la serie, tanto en la propia escritura de guiones (él escribió el octavo capítulo) como en la acertadísima selección del casting (podríamos destacar a Peter Dinklage (Tyrion Lannister, apodado el Gnomo), Emilia Clarke (Daenerys Targaryen, hermana de Viserys, heredero de la rama Dragón, quienes gobernaron hasta que el llamado por algunos El Usurpador les arrebató el reino) y la niña Maisie Williams (Arya Starks, uno de los personajes más carismáticos), pasando por Sean Bean (Eddard Starks, señor de Winterfell), Mark Addy (Robert Baratheon, rey de los Siete Reinos), Kit Harington (el bastardo de Eddard, Jon Snow, que se alistará en la Guardia de la Noche), Jack Gleeson (el cobarde y despiadado Joffrey Lannister), Khal Drogo, Nikolaj Coster-Waldau (Jaime Lannister, el hermano apuesto de Tyrion y Cersei, esposa del rey Robert), Iain Glen (Ser Jorah Mormont, consejero de la kaleeshi Daenerys), Jason Momoa (el temible guerrero dothraki Khal Drogo), aunque es difícil quedarse con alguien cuando todos los personajes son interesantísimos y ninguno se queda atrás, por lo que sería injusto no mencionar a los consejeros del rey, por ejemplo).

Lo difícil de una serie como esta, tan coral, es dotarla de ritmo, pero eso se consigue sobradamente pasando de unos planos a otros a menudo con la mención tan sólo del personaje en cuestión. Te pierdes un poco con tanta genealogía y tanto nombre, pero pronto te metes en cualquiera de las tramas. Esta novela-río llevada a la tele te lleva por diferentes escenarios (Invernalia, Desembarco del Rey, el Muro...) y diversos personajes, a menudo no con mucha relación aparente. Además, la tensión y la intriga van creciendo de forma exponencial desde que lady Stark detiene (o secuestra) a Tyrion, ocasionándose una subida de tensión increíble en los dos últimos episodios. 

Habrá quien considere que tiene un ritmo lento (y quien lo critique, como hay quien critica en los libros la morosidad descriptiva del autor, supongo que embebidos de la cultura audiovisual frenética a la que estamos acostumbrados), pero si no, sería difícil que todos los personajes que aparecen estuvieran dotados de una estupenda caracterización: desde Eddard Stark hasta la última prostituta, cada personaje que aparece en pantalla alberga una historia dentro de sí, quién sabe si para ser desarrollada a posteriori.


Los fans del libro están bastante contentos con la adaptación (aunque se quejen del truco de la elipsis para no mostrar las batallas -el presupuesto es elevado, pero hasta cierto punto-; del poco protagonismo de los lobos huargo, al contrario que en los libros; de que se haya alterado la edad de Danyeris, Robb, Jon, Samsa, Arya, Bran o Joffrey, en la novela tres o cuatro años más jóvenes; de que la puta norteña, el único personaje que no aparece en la novela, sea una mera excusa para escenas de sexo o por cuestiones narrativas) y los que aún se muestran escépticos para engancharse aducen razones como que es una mezcla de Los Soprano y El señor de los anillos (¿?), hay mucho sexo y mucha violencia, no soportan la fantasía (a pesar de que están apenas esbozados, los White Walkers -Caminantes blancos-, la magia ya perdida en los Siete Reinos y los desaparecidos dragones parece que ganarán enteros conforme avancemos con la historia) no saben lo que se pierden. Es una serie (y un libro) totalmente recomendable.

Se podría decir mucho más, pero bastará con acabar con el vídeo de la entrada de la serie. Con algo tan espectacular, no se puede sino esperar una calidad similar para lo que vendrá después:



Comentarios

Entradas populares