Better off Ted (season 1)

Comedia de la ABC (emitida en España por Fox) estrenada en 2009 y cancelada en su segunda temporada (los últimos dos capítulos sólo se llegaron a estrenar en Australia). De 13 episodios cada una de las dos temporadas, los episodios duran 30 minutos (como suele ocurrir con todas las comedias) y alternan situaciones tópicas como los amoríos (sí pero no, sí pero casi, no pero tal vez) entre el protagonista (Ted Crisp, que recuerda -salvando las distancias- a Don Draper por aquello del traje) y Linda, la guapa empleada suya por la que siente algo, o la relación padre soltero e hija (particularmente brillante), y otras más disparatadas gracias a la naturaleza de la empresa (suelen ser muy cachondos los anuncios que emite).

Ted (interpretado por Jay Harrington), que emplea una voz off de record en una especie de aparte teatral, maneja el departamento de investigación y desarrollo en una corporación moralmente cuestionable, "Veridian Dynamics", en la que destacan dos científicos, Phil (Jonathan Slavin) y Lem (Malcolm Barrett) (sobre todo el primero, más carismático por capítulos como el inicial, donde deja que lo congelen y le queda la secuela de dar un grito esporádicamente; que el segundo, más secundario), que son los principales diseñadores de unos inventos disparatados. La relación de dependencia entre subordinados que buscan la aprobación del jefe es de lo más conseguido de la serie, quizá junto con el personaje de  Veronica (Portia de Rossi), la gélida y peculiar jefa de Ted, siempre con su estirado moño alto como muestra de poder y autoridad, su nula asertividad, pero al mismo tiempo cercanía con el prota.

Hay capítulos especialmente inspirados, como el doce (S01E12), Jabberwocky, en el que una mentira de Ted para proteger la ilusión de Linda (Andrea Anders) respecto a una falsa actividad de la empresa que busca cuidar el medio ambiente, da lugar a una cadena de consecuencias que se basan en la importancia de estar a la última por parte de los empleados de la empresa, de modo que cuando alguien cuestiona si no conoce el proyecto, teme ser despedido (una variante actual y muy divertida a la del rey que acepta un vestido que no existe y se pasea desnudo por no parecer un idiota).

Otro de los puntos fuertes es que lo políticamente correcto queda ridiculizado, como el capítulo 4 (S01E04), Racial Sensitivity, en el que un sensor de movimiento no detecta a los negros; o el 6, Goodbye, Mr. Chips, una ingeniosa crítica a la burocracia: a raíz de un fallo en el apellido de Ted que motiva que este quede sin trabajo al ser borrado del cerebro informático que maneja toda la información.

No pasará a la historia de la tele ni por lo general te saca carcajadas, pero (al menos la primera temporada que es la que he visto), se deja ver, es entretenida e ingeniosa, y los personajes están conseguidos, aspectos que no consiguen otras muchas comedias que siguen en antena.

Comentarios

Entradas populares