El jorobado de Notre Dame. Victor Hugo (adaptación). Vicens Vives

(160 páginas. 10€. Año de edición: 2013)
La adaptación de este clásico francés (Nuestra Señora de París) consigue enganchar rápidamente con la historia, en parte porque esta aparece bastante fragmentada e (imagino) simplificada. Al ser obra romántica, es acusado el contraste entre personajes puros y malvados, así como la tesis de que la belleza está por dentro y no por fuera. Otros ingredientes desatados son los amores imposibles que se dan o el protagonismo de personajes marginados.

El héroe absoluto es Quasimodo, el jorobado de Notre Dame, abandonado por sus deformaciones a las puertas de la Catedral cuando era un bebé. Claude Frollo, un sacerdote ambicioso, muy inteligente y de mirada oscura como sus intenciones, se hace cargo de él y la bondad del que será campanero de Notre Dame (de ahí su sordera) hace que le esté absolutamente agradecido y sea su perro guardián. Y es que Quasimodo es un ser bueno y sin un ápice de maldad.

Entra entonces en escena Esmeralda, la joven y bellísima gitana (acompañada de su cabra, como manda el tópico), cuya belleza arrebata a todos los hombres que se cruzan con ella, algunos de manera más irracional que a otros. Esmeralda es otro de los personajes más idealizados, aunque no tanto como para enamorarse de Quasimodo pese a todas sus atenciones. Y es el eje sobre el que se vertebra toda la acción: la del secundario y casi bufón Pierre Gringoire, autor de obras de teatro sin mucho éxito, a punto de ser ahorcado en la Corte de los Milagros (un barrio marginal); la del capitán Febo, un soldado arrogante que se aprovecha de su belleza y de su labia para seducir a las mujeres; y, sobre todo, la de Claude Frollo, el personaje más deformado y vil.

Obra trágica donde las haya (un dramón, como me dijo el otro día un alumno), a pesar de eso hay momentos muy cómicos (como la escena del juicio, con el diálogo de sordos que se produce entre Quasimodo y un juez). Los capítulos son cortos, los diálogos ágiles, las ilustraciones suficientes y se pasa volando. Ambientada en la Edad Media, es bastante efectista en cuanto a que la Inquisición usa métodos poco edificantes y el componente folletinesco (el pasado oculto de Esmeralda, las casualidades varias que se suceden) contribuye a crear interés. Una buena manera de acercarse a este clásico recordado sobre todo por la adaptación de Disney para el cine (con lo que a veces eso conlleva de alteración de elementos de la trama).

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
valla mierda de pagina es una PUTA MIERDA no se si me as entendido
Juliiiii ha dicho que…
Te he entendido, aunque no me lo hayas puesto fácil con tus faltas de ortografía. No hace falta que vuelvas a pasar por aquí.
Anónimo ha dicho que…
Pues a mi me parece excelente tu reseña sobre el libro y también prefiero que los que escriben el tipo de comentario de arriba no pasen por este blog.
Gracias Juliiii.
Un Peruano De 13 años ha dicho que…
No esta mal, yo que todavia soy menor de edad si que me a servido.
Siempre nos vamos a encontrar con personas como el de alli arriba,son obstaculos que facilmente podemos pasar,Mandandolos a la "#$"$#.
Muchas gracias.
Juliiiii ha dicho que…
Muchas gracias por vuestros comentarios, Anónimo (2) (y perdona la tardanza en contestarte, no lo había visto) y Peruano de 13 años.

Entradas populares